Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Soley enmendará las listas de espera que denuncia el Síndic

El gerente del ICS reconoce que unos 6.000 pacientes se hallan “fuera de garantía”

Martes, 03 de junio de 2014, a las 20:23
Javier Barbado. Madrid
El Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, ha advertido este martes de que “todos” los hospitales del Instituto Catalán de la Salud (ICS) superan el tiempo máximo de espera de seis meses en alguno de los procedimientos quirúrgicos que poseen un plazo máximo de espera garantizado por ley, aspecto que no ha sido desmentido por el gerente del organismo, Pere Soley Bach, con quien ha conversado Redacción Médica.

El gerente del ICS, Pere Soley.

Soley Bach ha reconocido en efecto a este periódico que el ICS “como todos los concertados, tiene una mayoría de procesos que supera los seis meses, que es el plazo máximo de espera que fija la ley y ése es, precisamente, uno de los objetivos que nos hemos fijado en enero al hacerme cargo de la institución”.

“La lista de espera responde a dos elementos: en primer lugar, la cantidad de pacientes que figura en ella –cada hospital ha de adecuar las entradas y salidas de enfermos en este sentido– y otra que es la gestión de la antigüedad”, ha reflexionado. De acuerdo con Soley Bach, los pacientes “fuera de garantía” son de alrededor del 25 por ciento del total de enfermos que se encontraba en esa situación en el sistema (es decir, que hayan superado los seis meses de espera).

“Nosotros representamos el 35 por ciento de actividad hospitalaria [de Cataluña] y, por lo tanto, nuestra lista de espera es inferior al peso que representamos en el conjunto [datos de 31 DE diciembre de 2013]: 6.000 pacientes fuera de garantía, y, a cambio, 6.500 intervenidos que llevaban menos de tres meses en lista de espera.

Actuaciones de oficio del defensor

Según información de agencia, Ribó ha avanzado que ha abierto cuatro nuevas actuaciones de oficio sobre las listas de espera en la salud pública catalana, y ha subrayado la necesidad de informar a los pacientes de la fecha aproximada de la intervención y de la posición que ocupan en la lista.

Ha recordado que el 30 por ciento de las quejas de salud que recibió a lo largo de 2013 estaban relacionadas con las listas de espera, por lo que sus actuaciones de oficio se centraron en investigar posibles vulneraciones de derechos sanitarios en Cataluña.

En concreto, el defensor del pueblo catalán investiga los retrasos para acceder al optometrista en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, aquéllos para someterse a operaciones de obesidad mórbida y las dilaciones para acceder a técnicas de reproducción humana asistida.

También ha abierto una actuación de oficio relacionada con la gestión de las listas de espera, que se suma a una investigación iniciada en 2012 en los centros hospitalarios del ICS.

Fruto de esta actuación, el Síndic ha constatado que todos los hospitales superan el tiempo máximo de espera de seis meses en alguno de los procedimientos quirúrgicos con tiempo de espera máximo garantizado, algo que ha atribuido “en gran parte” a las intervenciones quirúrgicas que se dejaron de hacer en 2012.

En junio de 2013 –según el teletipo citado– diez procedimientos quirúrgicos superaban el plazo máximo en los hospitales barceloneses de Bellvitge y Viladecans; ocho en el Hospital Joan XXIII (Tarragona); siete en el Trias y Pujol (Barcelona); seis en el Vall d'Hebron (Badalona); cuatro en los hospitales Verge de la Cinta (Tortosa) y Doctor Trueta (Girona), y tres en el Arnau de Vilanova (Lleida).

Los procedimientos quirúrgicos que en junio de 2013 han registrado un tiempo de espera superior a los seis meses en los ocho hospitales del ICS son: prótesis de rodilla y prótesis de cadera, en 7 centros; artroscopia, en seis centros; cataratas, amigdalectomía y circuncisión, en cinco centros; hernia, en tres centros; varices, prostatectomía y quiste pilonidal, en dos centros, y colecistectomía, canal carpiano y histerectormia, en un centro.

Sugerencias del defensor

Ribó ha sugerido que se adopten medidas para evitar que hayan transcurrido seis meses desde que se incluye un paciente en lista de espera sin que haya sido intervenido, y que se proporcione información para que ejerzan su derecho de opción, “con independencia del nuevo modelo de gestión de listas de espera en que se está trabajando”.

También ha instado a la Consejería de Salud a “no huir de su responsabilidad respecto a las listas de espera que se pueden generar en centros concertados”, teniendo en cuenta que ostenta la obligación de gestionar la prestación de servicios sanitarios y controlar que se mantiene la calidad en todos los servicios públicos.