Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 18:10

Sin noticias de la Mesa Sectorial de Sanidad

El 11 de noviembre, Francisco Valero prometió su creación a los sindicatos antes de 2011

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23
María Márquez. Madrid
Los sindicatos sanitarios esperan desde hace más de un mes la llamada de Francisco Valero, director general de Ordenación Profesional, Cohesión del SNS y Alta Inspección, que se reunió con ellos el 11 de noviembre, un día antes de su toma de posesión celebrada en el Paseo del Prado. Valero, cabeza visible del equipo de su antecesor, Alberto Infante, era ya conocedor del interés de estos colectivos en la instauración de foro negociador entre profesionales y Ministerio, de ahí que su propuesta en firme de crear la Mesa Sectorial de Sanidad antes de que finalizase el año fuese más que bien acogida por los representantes sindicales. A siete días para que acabe el año, nadie ha recibido la llamada de Valero. Fuentes ministeriales apuntan que “no hay fecha de convocatoria”.

Francisco Valero.

En su momento, tal y como recogió Redacción Médica, el secretario general de CESM, Patricio Martínez, mostró abiertamente su “desconfianza” ante ‘la promesa’. Es para Martínez, una de las grandes cuestiones pendientes de este año. De la misma opinión es el secretario de la Federación Estatal de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, Antonio Cabrera, que tilda entre “lo más urgente” para el año que empieza “la normalización del diálogo con el sector sanitario” ante lo que dicha Mesa se presenta como una herramienta fundamental. En esta línea, se ha manifestado también Pilar Navarro, secretaría del Sector de Salud y Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT, quien critica la falta de compromiso del Ministerio de Sanidad.

Fuentes ministeriales apuntan que por el momento se desconoce la futura convocatoria, que llegará al menos con un mes de retraso. A Valero, inmerso en varias cuestiones de calado, entre ellas los últimos flecos del proyecto de Troncalidad, le espera un año que puede ser un punto de inflexión para el futuro de la profesión sanitaria y el protagonismo de los profesionales en la toma de decisiones.