Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:35

Sierra: “Convocar la Asamblea de Compromisarios es la ‘solución’ a la ‘guerra’ en el Colegio de Médicos”

“Debería dejarse de luchas internas y preocuparse por la defensa de los profesionales”

Miércoles, 20 de noviembre de 2013, a las 13:28

Cristina Mouriño.
Guillermo Sierra, candidato a la presidencia del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) en 2012, ha calificado de “lamentable y kafkiana” la situación que atraviesa el Icomem tras los últimos acontecimientos entre ocho miembros de la Junta Directiva y la presidenta, Sonia López Arribas. En una entrevista concedida a Redacción Médica, Guillermo Sierra ha subrayado que “el colegio debería dejarse de luchas internas y preocuparse por la defensa de los profesionales, que es su cometido”.

Guillermo Sierra.

“Es lamentable, ha continuado, que uno de los colegios más grandes de España esté en estas disputas y peleas internas teniendo en cuenta la situación crítica que vive la sanidad madrileña y sus profesionales”. “El prestigio médico está más deteriorado que nunca y precisamente por eso es más necesario que nunca que el colegio esté de su lado”.

En su opinión, la solución pasa por convocar a la Asamblea de Compromisarios para que se dé cuenta de todo lo que está sucediendo. Sierra ha criticado la “falta de transparencia” del colegio no solo en cuanto a este asunto sino también en cuanto a determinados servicios cuya gestión es opaca. “En varias ocasiones, ha explicado, he solicitado conocer cuánto cobra la asesoría jurídica, y se me ha negado basándose en la protección de datos”. “Somos conscientes de que ha cometido irregularidades y queremos que nos den explicaciones”, ha añadido. Preguntado sobre el despido del que fuera asesor de la presidenta, Antonio Mora, Sierra ha afirmado que “el caso de Mora no es un caso aislado. Un director general tiene unas funciones para los que se necesitan ciertos conocimientos que Mora no tenía y a esto contribuyó toda la Junta Directiva no solo la presidenta”.

Por último, Guillermo Sierra ha querido puntualizar que “la Junta Directiva no es quien retira su confianza a la presidenta sino los colegiados que son los que la han votado”.