Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

SIEP pide que se abone el complemento de carrera profesional al personal estatutario temporal

Según el sindicato el Estatuto Marco reconoce que estos trabajadores también tienen derecho

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Luis Truan, consejero de Sanidad.

Redacción. Santander
El sindicato SIEP (Sindicato Independiente de Empleados Públicos y Privados) ha presentado una reclamación previa ante la Consejería de Sanidad para que se empiece a abonar el complemento de carrera profesional al personal estatutario temporal del Servicio Cántabro de Salud (SCS).

Según ha señalado el sindicato en nota de prensa, el personal temporal también tiene derecho a la carrera profesional, porque el Estatuto Marco así lo reconoce. Además, la Consejería y el SCS firmaron un acuerdo en el que se comprometían a permitir el acceso a la carrera profesional del personal estatutario temporal si antes del 31 de diciembre de 2010 no se resolvía la oferta de empleo público de 2007.

Cumplido ese plazo, el sindicato ha decidido presentar esa reclamación previa en la Consejería para que se cumpla el compromiso adquirido por la Administración sanitaria. SIEP ha criticado que “desde hace años” el personal estatutario temporal sufre “una discriminación importante” porque no se le ha permitido acceder a la carrera profesional. El sindicato se pregunta por qué se “margina” a un colectivo tan importante por el tipo de contrato.

A su juicio, es “totalmente injusto que dos personas que realizan el mismo trabajo, con los mismos méritos de cualificación profesional”, tengan “diferente reconocimiento profesional y retribución”. Desde su punto de vista, “la administración aplica diferentes criterios para trabajadores que realizan el mismo trabajo, fomentando la división” entre el personal, y todo ello, con el “consentimiento” de los dos sindicatos mayoritarios.

Además, el sindicato no entiende por qué Sanidad “no facilita la consolidación del empleo público” e incumple sus compromisos respecto a las ofertas de empleo público, “lo que conlleva precariedad e inestabilidad de los profesionales y una peor prestación sanitaria a los ciudadanos”.