15 nov 2018 | Actualizado: 15:45

Sevilla crea una Subcomisión enfermera para unificar sus cuidados

La iniciativa forma parte del plan estratégico de la Consejería en este campo

Miércoles, 03 de julio de 2013, a las 12:54

Redacción. Sevilla
Enfermeras de los hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Consorcio Sanitario Público del Aljarafe, así como de los distritos sanitarios Sevilla, Aljarafe-Sevilla Norte y Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla (que agrupa al Hospital de Valme, el Hospital El Tomillar y el Distrito Sanitario Sevilla Sur), han constituido una Subcomisión Provincial de Cuidados para normalizar y mejorar la práctica enfermera a pacientes y sus cuidadores (normalmente familiares).

Francisco Torrubia, gerente de los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena.

En concreto, esta Subcomisión se ha planteado como un nuevo foro de trabajo en el que, por primera vez, referentes de Enfermería de ambos niveles asistenciales de toda la provincia se coordinarán para normalizar todos los aspectos relacionados con la continuidad de cuidados que requiere un paciente en las diferentes etapas de su patología.

Esta iniciativa de coordinación entre profesionales de Enfermería se encuentra enmarcada en la “Estrategia de Cuidados” de la Consejería de Salud y Bienestar Social, con el fin de ofrecer a los ciudadanos unas intervenciones de cuidados más efectivas.

Está orientada a reforzar, aglutinar y cohesionar los esfuerzos de todas las estructuras y profesionales que participan en la asistencia sanitaria, configurándose como un foro de consenso que busca estabilizar y mejorar el proceso de continuidad de cuidados entre atención primaria y atención hospitalaria, sobre todo para los pacientes especialmente vulnerables.

Así, esta Subcomisión se propone, entre otros objetivos, coordinar la práctica clínica enfermera para disminuir su variabilidad, incluyendo en este punto la adopción de guías comunes de actuación; y la elaboración de un “banco de recomendaciones” de Enfermería al alta que esté estandarizado.

Sus acciones se dirigirán con especial énfasis a los grupos de pacientes identificados como vulnerables y que van desde enfermos crónicos con descompensaciones frecuentes, ancianos frágiles, pacientes y familiares con manejo inefectivo del régimen terapéutico, desconocimiento, cansancio en el desempeño del rol del cuidador, pacientes con nivel de dependencia y suplencia alto, afrontamiento inadecuado por parte de los cuidadores y pacientes, embarazo, parto y puerperio, y pacientes que han sido intervenidos de cirugía de corta estancia.