Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:30

Semfyc se posiciona junto a la OMC y Secpal en sus reivindicaciones sobre la Ley de Muerte Digna

Los médicos de Primaria apuestan por una ley que potencie la atención domiciliaria

Miércoles, 16 de marzo de 2011, a las 13:20
Redacción. Madrid

Rocafort, Basora y Sendín.

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) ha movido ficha frente a la futura Ley de Muerte Digna, que se supone debería aprobarse antes de que acabe este mes de marzo, según anunció el Gobierno. En concreto, los médicos de Primaria han planteado en un manifiesto la posibilidad de renombrar la ley, tal como suscribe la Organización Médica Colegial (OMC), “evitando terminología ambigua y quedando claro que se dirige a garantizar unos cuidados paliativos de calidad”.

Asimismo, y en consonancia con las reivindicaciones de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal), desde Semfyc han indicado que la formación de pregrado en medicina paliativa debería ser reglada y obligatoria para todos los alumnos de ramas sanitarias y socio-sanitarias. En este sentido, han instado al Gobierno a desarrollar el área de capacitación específica en cuidados paliativos y, en cualquier caso, garantizar la formación avanzada de los profesionales cuya actividad fundamental se desarrolla en este ámbito.

Por otra parte, a juicio de Semfyc, se debería adaptar la Ley de Dependencia con un mecanismo de urgencia para la valoración y facilitación de recursos a personas en situación de final de vida, y favorecer el deseo de pacientes y sus familias de permanecer en el domicilio. En esta tarea, contribuiría de forma positiva la homogeneización de los permisos para familiares, sin diferencia entre si el afectado está en el hospital o en el domicilio. Desde Primaria opinan que es preciso crear permisos retribuidos para el cuidado de estos pacientes, sin que esto suponga la pérdida de los derechos adquiridos.

Como gran eje de coordinación, el Grupo de Cuidados Paliativos de Semfyc propone potenciar la atención domiciliaria como “escenario privilegiado” para la atención de estos pacientes. “Es necesario prestigiar esta actividad y darle un valor prioritario dentro de la Cartera de Servicios de AP”, subrayan.