Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05

Semergen entra en números rojos con Llisterri

Pasa de casi medio millón de beneficios en 2011, a una previsión negativa de 157.000 euros en 2012

Viernes, 16 de noviembre de 2012, a las 00:12

Redacción. Madrid
Los problemas se le acumulan al presidente de Semergen José Luis Llisterri. Como viene informando Redacción Médica, dos de las sociedades regionales, la de Madrid y la de País Vasco, están viviendo unos procesos electorales polémicos, en los que los candidatos que no son cercanos a la línea presidencial nacional están denunciando que se les mide por distinto rasero. A esta ‘rebelión’ hay que añadir ahora las dificultades económicas con las que se puede encontrar la sociedad en breve, ya que en este 2012 (Llisterri ganó las elecciones en febrero de este año), según las cuentas a las que ha tenido acceso este diario, Semergen prevé entrar en números rojos después de más de una década de holgados superávit.

José Luis Llisterri, presidente de Semergen.

Siguiendo las cifras que maneja la directiva de la sociedad, en 2011, último año de presidencia de Julio Zarco, hubo un saldo positivo de 468.828,76 euros, mientras que en 2012 las previsiones señalan que habrá un balance negativo de 157.132,21 euros. Estos números rojos de los primeros meses de Llisterri son llamativos después de que los beneficios anuales desde 2005 no bajasen nunca del medio millón de euros, considerando también las cuentas de la Fundación Semergen.

Ni la crisis económica parece que sea una explicación a este descalabro económico de Semergen, ya que, aunque desde 2009 se aprecia un descenso de estos beneficios antes de impuestos (630.628,87 euros ese año; 559.958,87 en 2010; y 451.954,58 en 2011), la progresión negativa hasta las previsiones de 2012 desde luego es llamativa, ya que hay un escalón de casi 600.000 euros entre 2011 y este ejercicio.

Por conceptos, se aprecia que el apartado de ingresos, que recoge el importe neto de la cifra de negocio, los ingresos de explotación, los excepcionales y los financieros, en 2011 sumó 1.587.316,18 euros, y en el presente año, bajo la presidencia de Llisterri, ha caído hasta los 395.351,07 euros entre los meses de enero y agosto, a lo que hay que añadir una previsión de 540.440,07 en el periodo comprendido entre septiembre y diciembre de este año, para un total de 935.791,14. Es decir, una diferencia de 651.325,04 euros, unos guarismos a priori difíciles de justificar ante los socios. Veremos qué pasa si estas cifras se confirman al cierre de este ejercicio.