Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Seis robots optimizan el reparto de comida en el Hospital Río Hortega de Valladolid

El nuevo hospital pucelano previó su uso antes de contratar a más personal

Miércoles, 24 de septiembre de 2014, a las 12:56
Javier Barbado. Madrid
Seis robots, un contrato de adjudicación por valor de 1.400.000 euros y la colaboración de la compañía de logística Cilog resumen el éxito del plan estratégico de carros de hospital automóviles desplegado en el nuevo Río Hortega de Valladolid, tal como ha expuesto, en el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, el subdirector de Gestión del centro pucelano, Jesús Pérez Toribio.

Jesús Pérez Toribio, subdirector de Gestión del Río Hortega de Valladolid.

Al tratarse, además, de nuevas instalaciones, la Dirección del hospital y la Gerencia del servicio regional de salud previeron el plan de desarrollo de los robots (conocidos por sus siglas en ingles AGVS –Automatic Guided Vehicle Systems–) antes de contratar a más personal y, de ese modo, no se hubo de prescindir de trabajadores ya contratados.

Como resultado final, la media docena de carros automáticos y su distribución de funciones guiadas por wi-fi y láser a lo largo y ancho de 50 kilómetros para proveer de comida y otros materiales a 180 servicios, se calcula que amortizan los invertido con creces en el plazo de una década, ha señalado Pérez Toribio. Este directivo también ha precisado que los carros gemelares empleados disponen de 20 bandejas para que puedan ser transportados, en algunos tramos, por el personal del centro. Además, su uso en el hospital ha llevado consigo ventajas como “la mínima dependencia humana” de estas máquinas; la reducción del trabajo sin valor añadido; el ahorro a la hora de saturar las jornadas de los robots y la reducción de conflictos laborales al sistematizarse el trabajo con los mecanismos automáticos previstos.

Una opción en alza para hospitales ‘horizontales’

El recurso de la automoción para el transporte de comida a los pacientes o de productos y materiales sanitarios a los profesionales se adapta con especial acierto al diseño del hospital horizontal, es decir, provisto de grandes superficies con techos bajos en lugar del clásico edificio de varios niveles de altura vertical. Así lo explicó Pérez Toribio, quien señaló a otro centro, el Dr. Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, como referencia utilizada por su equipo de trabajo antes de contratar la maquinaria e instalarla en el Río Hortega de Valladolid.

ENLACES RELACIONADOS:

Seis robots harán las tareas logísticas en el nuevo La Fe (23/11/2010)