18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

“La crisis ha parado tanto la inversión en nuevos equipos como la I+D+i”

Esta semana se celebra Expodental, un encuentro que reúne a cerca de 300 empresas

Martes, 11 de marzo de 2014, a las 16:41
Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal, Miguel Ángel Escobar. Madrid
Fenin reúne en Expodental a cerca de 300 empresas en un encuentro que servirá para presentar las últimas novedades tecnológicas del sector dental. Las expectativas marcan que el éxito de las anteriores ediciones se repetirá en esta ocasión, y los organizadores esperan más de 22.000 visitantes únicos. En todo caso, el sector está sufriendo la crisis con un descenso de inversiones por parte de los profesionales a la hora de adquirir nuevas tecnologías, como explican el presidente del Sector Dental de Fenin, Federico Schmidt, y el presidente del Comité Organizador de Expodental, Luis Garralda.

¿Cuál es la situación de la salud bucodental de los españoles?

Luis Garralda: En pocas palabras, el ciudadano español acude con muy poca regularidad al dentista, y eso influye negativamente en la salud general de los individuos. Se ha demostrado fehacientemente que una mala salud bucal supone consecuencias negativas para la salud general del individuo. Desde esta tribuna me gustaría hacer un llamamiento para que los españoles vayan con más regularidad al dentista.

Luis Garralda, presidente del Comité Organizador de Expodental 2014.

¿Qué tipo de dolencias se relacionan con la mala salud bucodental?

Federico Schmidt: La boca está llena de bacterias, e indudablemente un mal cuidado de la boca y una mala salud bucodental influye en enfermedades como la diabetes o puede producir problemas cardiovasculares.

¿Creen que se están tomando medidas desde las administraciones públicas para concienciar al ciudadano de la necesidad de cuidar más su salud bucodental?

F.S.: Ninguna. Al ser un campo privado al 99,9 por ciento no tenemos ningún tipo de apoyo. La salud bucodental en España está completamente olvidada. Un paciente va con una urgencia a un ambulatorio y le mandan a un hospital  a que en todo caso le hagan una extracción, pero no pueden hacerle ningún tipo de tratamiento como una endodoncia o una restauración conservadora, etc.

En este punto, ¿qué nos diferencia de otros países de nuestro entorno? ¿Están incluidas ese tipo de intervenciones en los sistemas públicos?

F.S.: En Alemania por ejemplo hay un porcentaje, que ha ido a menos en los últimos veinte años, que paga la sanidad pública. En Inglaterra los precios están subvencionados y el Estado paga directamente a los dentistas.

Entrando a hablar de Expodental, ¿qué novedades incluye la edición de este año con respecto a las anteriores?

L.G.: Celebramos ahora la undécima edición de Expodental, que nace y se ha desarrollado gracias a la colaboración de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) como impulsora del certamen e Ifema como organizadora del mismo. Esta edición es claramente de consolidación después de unos años extraordinariamente difíciles. Ocupamos los pabellones 9 y 7 de Ifema y estaremos presentes cerca de 300 empresas de todas las áreas del sector dental de Fenin, ofreciendo una oferta inigualable para todos los profesionales del sector.

¿Qué participación esperan en cuanto a visitantes?

L.G.: El reto a batir son los 22.000 visitantes únicos de la edición de 2012. Distingo visitantes únicos de datos de afluencia, y el objetivo es al menos igualar esa cifra.

¿Qué objetivos persiguen con el Speakers Corner que incluye la feria?

L.G.: Desde sus orígenes, Expodental ha sido un enorme foro comercial para los profesionales, pero también las formas de presentar las nuevas tecnologías a través de diferentes conferencias ha llevado a que desde 2012 se haya incorporado este concepto de speakers corner. Vamos a tener dos, uno en cada pabellón, y se han completado todos los horarios que hay a disposición de las empresas para dar presentaciones de media hora de duración.

Federido Schmidt, presidente del sector Dental de Fenin.

¿Incluyen algún tipo de iniciativa en el campo de la formación?

L.G.: Cada vez, las empresas están más espacio dentro de sus stands, con lo cual se consigue el doble objetivo de presentar las tecnologías y además, a los profesionales, se les informa desde un punto de vista más técnico.

¿Cuál es el volumen de mercado del sector dental en España?

F.S.: Según el último estudio que hemos realizado en Fenin, que es muy reciente y que cubre los datos del año 2011, estaríamos hablando de unos 460 millones de euros englobando desde aparatología hasta implantes y ortodoncia, desde el consumible al equipamiento.

Dentro del sector en España, ¿cuál es el perfil de las empresas? ¿Predominan las compañías nacionales o internacionales?

F.S.: Depende de la línea de producto. En equipamiento hay dos fabricantes nacionales; en cuanto a fabricantes de anestesia somos líderes en Europa; hay una gran empresa que produce resinas y dientes. Estas empresas en el mercado nacional son absolutamente líderes, mientras que el resto son de influencia alemana, italiana y estadounidense.

¿Cómo ha afectado la crisis al sector dental?

F.S.: Después del verano de 2008 nos encontramos con la crisis. Fue un poco después, porque un paciente no puede dejar un tratamiento bucal a la mitad, pero lo empezamos a notar y septiembre de 2009 fue el peor.

Fundamentalmente ha afectado a nivel de inversiones, pero no solo en España, sino en todo el mundo. Se ha parado la inversión, la i+d, el desarrollo de alguna tecnología que estaba en marcha, etc. Nos encontramos que con esta crisis hay una falta de inversión por parte de los profesionales, tanto de los dentistas como los protésicos dentales, que ha paralizado mucho el mercado de la aparatología. Por otro lado, todos sabemos que el crédito ha desaparecido, y hacer a pulmón una inversión en una clínica dental supone un gran esfuerzo.

¿Se nota mucho la diferencia entre las inversiones en nuevos equipos que hacen en estos momentos las clínicas individuales y aquellas que pertenecen a una red?

Todo el campo dental intenta adquirir la nueva tecnología. Es un mercado muy competitivo. Hoy en día, por ejemplo en el campo digital, prácticamente el 70 por ciento de las clínicas dentales tienen este tipo de tecnología para la radiología.

En un momento en el que se habla de internacionalización de las empresas españolas como uno de los pilares para sortear la crisis, ¿qué tendencia se observa en las exportaciones del sector?

L.G.: Las empresas españolas son líderes dentro del sector dental en diferentes áreas y con una clarísima vocación exportadora. De hecho, si no hubieran tenido ese carácter tan fuertemente exportador habrían sufrido dificultades por la caída de la demanda interna. Claramente es un sector en el que las exportaciones están creciendo.

¿Hay algún mercado exterior que sea especialmente atractivo o en el que se estén encontrando importantes oportunidades de negocio?

L.G.: En ciertos países de Latinoamérica siempre hemos tenido buena representación, pero también en los países más competitivos de nuestro entorno. Las operaciones de las empresas del sector dental van a los países más avanzados, con mercados más maduros y competitivos como pueden ser Alemania o Italia.

“La salud bucodental en España está olvidada”.

“El sector tiene clara vocación exportadora”.


¿Cuáles son los campos de innovación principales en el sector dental?

F.S.: La mayor novedad actual tiene que ver con el Cad/Cam, que permite crear las piezas dentales a través de tecnología, desapareciendo la manualidad de la realización de la pieza.

Además, destaca la toma de impresión digital. Evitamos la incómoda cubeta con el alginato y se hace a partir de una tecnología similar a un radar. Automáticamente esa toma de impresión digital va al laboratorio dental que, a través del Cad/Cam, crea una pieza.

¿Cuál creen que será la evolución del sector a medio plazo?

L.G.: Esperamos que el reducido porcentaje de españoles que acuden a las clínicas dentales aumente, porque eso es bueno para la salud general de los ciudadanos. Además, esto supondría que el precio de los tratamientos bajaría y sería evidentemente bueno para las empresas proveedoras de estos productos porque habría mayor consumo. Creo que este será el gran caballo de batalla y desde aquí hacemos un llamamiento a las administraciones para que nos apoyen.