19 nov 2018 | Actualizado: 10:30
Domingo, 29 de enero de 2012, a las 12:22

Los cafés de redacción médica
jerónima sayagués, consejera de salud y política social de extremadura
“Pagamos la factura de farmacia sin ningún problema y el plazo de pago a proveedores es de 166 días”

“Nos hemos encontrado un sistema sanitario hipertrofiado en estructura directiva”

“El primer tema que debe abordar el Interterritorial es el de la finaciación”

“Con Ana Mato y Pilar Farjas nuestro sistema sanitario va a estar excelentemente liderado”

Jerónima Sayagués, consejera de Salud y Política Social de Extremadura.

R. López /  C. Mouriño / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Tras su llegada a la Consejería de Salud y Política Social de Extremadura en las pasadas elecciones autonómicas, Jerónima Sayagués ha analizado para Redacción Médica la situación de la sanidad regional y sus profesionales. Sayagués ha destacado que a su llegada se encontró con un sistema sanitario hipertrofiado en estructura directiva y en cargos intermedios y donde no se había realizado ni una suficiente planificación ni un estudio de costes adecuados. La deuda del Servicio Extremeño de Salud supera los 200 millones, sin embargo, Extremadura paga la factura de farmacia sin ningún problema el 20 de cada mes y el plazo de pago a proveedores es de 166 días.

Llegó a la Consejería de Salud y Política Social tras las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo, ¿cuál es la situación de la sanidad extremeña? ¿qué retos se ha marcado?

Cuando el Gobierno presidido por José Antonio Monago tomó posesión en la primera semana del pasado mes de julio nos encontramos un sistema sanitario bien dotado, con un funcionamiento y con un presupuesto per cápita de los más elevados del Sistema Nacional de Salud.

Los gobiernos extremeños anteriores, sobre la base de la excelente situación económica española, fruto de las políticas llevadas a cabo por el gobierno del presidente Aznar, pudieron llevar a cabo un importante desarrollo y crecimiento de la sanidad extremeña, al igual que hizo el Insalud en sus últimos años.

Se podrían destacar varios aspectos en el sistema sanitario extremeño, como son una importante dotación de infraestructuras sanitarias, de tecnología de diagnóstico por imagen -en equipos de TAC y RMN por millón de habitantes superamos la media nacional‐, así como en la implantación de la receta electrónica y las tecnologías de la información. Se ha desarrollado también una creciente capacidad investigadora.

Ahora bien, nos hemos encontrado un sistema sanitario hipertrofiado en estructura directiva y en cargos intermedios y donde no se ha realizado ni una suficiente planificación ni un estudio de costes adecuado y esto ha conducido a que nos encontráramos con una deuda importante al asumir el gobierno además de una serie de decisiones adoptadas con la anterior presidencia de la Junta de Extremadura en funciones a las que ahora tenemos que dar respuesta. Además de que el gobierno socialista anterior ya tuvo que reducir los presupuestos de 2011 en un 7,30 por ciento con respecto a 2010.

Nuestro principal compromiso en materia sanitaria es la mejora y consolidación de nuestro sistema sanitario público y el gran reto para conseguir su mejora y sostenibilidad es el de la financiación y la mejora de la gestión. El hacer más y mejor con menos, en definitiva el ser más eficientes.
 

Jerónima Sayagués señala que es partidaria de la colegiación universal como garantía a los ciudadanos.

Extremadura fue una de las primeras consejerías que unió estos dos ámbitos en una sola Consejería con el objetivo de lograr el llamado espacio sociosanitario que facilite la coordinación entre las políticas sociales y sanitarias, ¿se ha logrado?

Extremadura fue una de las primeras comunidades autónomas que unificó en una misma Consejería la Sanidad y la Atención Sociosanitaria. Esa decisión, acertada desde mi punto de vista, ha facilitado la coordinación pero no la ha conseguido en su totalidad. Y ¿sabe por qué?, porque la unión fue, fundamentalmente, en el ámbito político, a nivel de titular de la Consejería, pero no en los órganos de gestión, donde la coordinación estaba encomendada a una subdirección.

Por eso, el gobierno del Partido Popular ha ido más allá. Ha integrado todos los servicios sanitarios y sociales no solo en una misma Consejería –anteriormente los servicios sociales no relacionados con la Dependencia estaban en la extinta Consejería de Igualdad y Empleo‐ sino con una superior dirección, supervisión y coordinación del Servicio Extremeño de Salud (SES), del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad) y del resto de Servicios Sociales que ejerce el Secretario General de Servicios a la Ciudadanía, Atención Sanitaria y Social y Familias.

Esto posibilita la ejecución de políticas integradas de servicios a la ciudadanía, fundamentalmente en el ámbito sociosanitario. Integración que ya se ha efectuado en la gestión de los recursos humanos y la gestión económica‐presupuestaria del SES y del Sepad que dependen de una sola persona, el Secretario General del SES.

Este modelo de integración es novedoso en España y apostamos porque sea un referente. En el futuro se podrá hablar‐si las cosas salen como esperamos y mediante el diálogo permanente con todas las fuerzas políticas y los agentes implicados‐ del “modelo extremeño de atención a las personas”.

Entre los objetivos de la mayor parte de las consejerías del ramo en otras comunidades está el de lograr una mayor eficiencia para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario. En Cataluña han introducido la tasa farmacéutica; Castilla y León tiene previsto implantar el céntimo sanitario, ¿qué medidas contempla Extremadura?

El gobierno socialista anterior ya implantó el céntimo sanitario y nosotros, a nivel autonómico, no nos hemos planteado introducir ninguna nueva tasa o cualquier otro tipo de corresponsabilización financiera por parte de los ciudadanos. El Gobierno de Extremadura ha priorizado en los presupuestos de 2012 las políticas sociales y lo que vamos a hacer es incrementar la eficiencia en la gestión, además de que desde el inicio hemos adoptado diversas medidas de austeridad y racionalización del gasto.

Entre ellas, y de manera no limitativa, le enuncio: hemos amortizado tres Direcciones generales, siete puestos de Subdirector o equivalente, cuatro Gerentes de Área de Salud, cuatro Directores de Salud de Área, y tres Gerentes Territoriales del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia. Se han reducido los coches oficiales, de tal manera que solamente la Consejera dispone de él, ni siquiera los gerentes del SES y del Sepad los tienen de manera exclusiva. Se han eliminado dietas, se ha elaborado un plan de choque de ahorro energético y telefónico y se ha puesto en marcha una Central de Compras en el Servicio Extremeño de Salud.
 

Jerónima Sayagués explica el incremento de pacientes lusos en el sistema sanitario extremeño.

Precisamente, el aumento de las tasas sanitarias en Portugal ha hecho que se incremente la demanda de pacientes lusos en el sistema sanitario extremeño, ¿supone esto una ventaja para la región o considera que puede generar un conflicto?

A efectos de prestigio evidentemente sí, porque como le he dicho antes la sanidad extremeña tiene un buen nivel y muchos médicos extremeños son conocidos en las zonas portuguesas limítrofes con Extremadura. Es incluso probable, aunque no dispongo de datos suficientes para afirmarlo, que se incremente la demanda a nivel de la sanidad privada.

Extremadura tiene acuerdos firmados con el Alentejo portugués dentro del Plan Estratégico Transfronterizo de Salud y Cuidados Continuos de Euroace 2010‐2020.

Además existe un acuerdo de atención a las mujeres embarazadas del Alentejo firmado en
2006, por el cual, debido al cierre de la maternidad de Elvas, estas mujeres dan a luz en el hospital materno infantil de Badajoz.

Sin embargo Portugal nos adeuda en estos momentos 2,3 millones de euros por esta asistencia y vamos a contactar con las autoridades lusas a fin de abordar la solución a esta deuda.

Este tema lo plantearé también en mi próxima reunión con el ministro portugués y lo plantearé en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud porque como sabéis hay otras comunidades afectadas como Galicia, Castilla y León y Andalucía.
 

La consejera señala que la deuda del Servicio Extremeño de Salud supera los 200 millones de euros.

Desde el Sindicato Médico de Extremadura (Simex) exigen un pacto de jornada que quedó pendiente con el anterior gobierno, ¿se ha retomado la negociación?

Una vez constituido el equipo directivo de la Consejería la Mesa Sectorial de Sanidad se ha comenzado a reunir periódicamente con una serie de puntos pactados con las organizaciones sindicales y mi intención es que en todos los temas pendientes podamos llegar a acuerdos, que debido a la excepcional situación económica que estamos viviendo en España deberán enmarcarse en las disponibilidades presupuestarias.

Tras las distintas reuniones iniciales de la Mesa Sectorial de Sanidad, se llegó a un acuerdo de priorización de los asuntos a tratar en los próximos meses. Dicho acuerdo, que consta en el acta oportuna, no contempla el pacto de jornada que reclama Simex. Si en otros temas parciales de organización de la Atención Primaria que están siendo negociados en la actualidad.
 

Sayagués: “El primer tema que debe abordar el Interterritorial es el de la financiación”

Otra de las demandas del colectivo es sacar adelante la colegiación universal, ¿se ha avanzado algo en este asunto?

Estoy colegiada y soy partidaria y el Partido Popular es partidario de la colegiación por las garantías que la misma proporciona a los ciudadanos. Ahora bien, ante todo defendemos el Partido Popular y yo misma, la existencia de un único Sistema Nacional de Salud, no diecisiete sistemas de salud. Esa es nuestra prioridad y por tanto la colegiación obligatoria debería serlo en todas las Comunidades. Por tanto, vamos a esperar un tiempo razonable para que exista una norma nacional igual para todos y, mientras tanto no vamos a modificar la situación actual, fundamentalmente por razones de seguridad jurídica. No es adecuado cambiar la norma en sentido contrario cada poco tiempo, crearía inseguridad jurídica para los médicos y enfermeros.

Lea la entrevista completa