Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 15:40
Lunes, 19 de noviembre de 2012, a las 13:27

Redacción. Palma
El Sindicato de Enfermería se ha reunido con el nuevo director del Ib-Salut, Miquel Thomàs, a quien se le han transmitido las principales preocupaciones y necesidades del colectivo y la situación de malestar y desmotivación existente en la actualidad entre los profesionales de Enfermería.

La preocupación se debe “tanto a los recortes como a la falta de diálogo y a la sensación de continua improvisación y falta de rumbo en la sanidad balear desde que comenzó la legislatura”.

Miquel Thomàs, director del Ib-Salut.

Durante el encuentro, Satse ha incidido en la necesidad de “mantener y reforzar” las plantillas de enfermería y reconocer el tiempo y el esfuerzo que este colectivo dedica, fuera incluso de su estricto horario laboral, para “garantizar la calidad de la asistencia sanitaria, la continuidad de los cuidados y la seguridad de los pacientes”.

Así, el Sindicato ha pedido una apuesta firme por un colectivo comprometido, “formado e indispensable” como son los profesionales de Enfermería. Por otra parte, se ha transmitido al director general la importancia de disponer de una "Atención Primaria sólida y bien dimensionada, así como un ámbito sociosanitario público suficiente y adecuado a las necesidades actuales de la sociedad balear".

El Ib-Salut no ha adquirido compromisos concretos de actuación y admite que la situación económica marcará su hoja de ruta durante esta legislatura. Sin embargo, Satse reconoce la voluntad del nuevo equipo de dirección de la administración sanitaria por "retomar el diálogo con los representantes de los profesionales del sector sanitario, de forma mucho más decidida que la que demostraron sus predecesores, y la apuesta por la estabilidad de los cargos e interlocutores que están transmitiendo".