Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:20
Viernes, 03 de mayo de 2013, a las 12:27

Redacción. Sevilla
El Sindicato de Enfermería (Satse) ha reclamado a la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, que explique el destino de los 40 millones de euros menos que se abonarán en concepto de Complemento al Rendimiento Profesional (CRP) a los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Francisco Muñoz Guillán, secretario general de Satse.

En concreto, Satse ha detallado que esta partida se ha reducido de 220 a 180 millones de euros "de forma unilateral", lo que supone una "importante merma" en las nóminas de los profesionales, según ha advertido en una nota.

Para este sindicato, ni la pérdida de puestos de trabajo en el SAS, "de unos 6.000 profesionales menos en el último año", ni el recorte del 10 por ciento en los complementos variables, "cuadran con un tijeretazo de 40 millones de euros" en un concepto que forma parte de la masa salarial global de personal del SAS.

De hecho, recuerda que el CRP se incluyó en el último acuerdo de personal suscrito en el SAS para el periodo 2006-2008, firmado por la propia Montero y ratificado por el Consejo de Gobierno de la Junta, como un elemento variable para reconocer el trabajo realizado por los profesionales tanto individualmente como por unidades. Sin embargo, los 260 millones de euros destinados a esta partida en 2008 se han ido recortando sistemáticamente desde esa fecha hasta quedar reducido a los 180 que se abonarán en el ejercicio en curso.

Por ello, a juicio de Satse este recorte "deslegitima a Montero" para exigir más sacrificios a los profesionales del SAS que ven como, aun cumpliendo con sus objetivos y con el trabajo realizado, se les reduce el salario que les corresponde.

Además, el sindicato recuerda que al recorte de presupuesto para el CRP se suma el tope impuesto al reparto de remanentes, es decir, a la redistribución del presupuesto entre los profesionales de servicios y unidades con mejores resultados. Hasta el pasado año, el presupuesto sobrante de las unidades que no alcanzaran la media de objetivos se repartía entre los profesionales de las que contaban con mejores resultados. "Ahora, la Administración ha impuesto un tope a ese reparto y no aclara el destino de ese presupuesto restante que debería recaer directamente en las nóminas de los profesionales", advierten.

Fraccionamiento en el pago

Para Satse, el "maltrato" al que somete la Administración a sus profesionales se completa con el fraccionamiento en el pago de este complemento, que hasta 2011 se abonaba de una sola vez en junio. Así, ya el pasado ejercicio se fraccionó en siete plazos mientras que en el actual, en el que se paga el CRP correspondiente al trabajo realizado en 2012, se va a fraccionar en tres partes, pagándose la primera en la nómina complementaria de marzo, que se está cobrando ahora.

Para concluir, este sindicato ha insistido en que la consejera de Salud "debe explicar los motivos del nuevo tijeretazo a las nóminas de los trabajadores" y el destino del dinero "sustraído" de la masa salarial de los profesionales, "ya que lo mínimo que se le puede reclamar es transparencia en la gestión de fondos públicos".