13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Satse pide incluir en los presupuestos plazas de enfermeros en centros docentes

Solicita dotar a los centros educativos de desfibriladores semiautomáticos externos

Lunes, 01 de diciembre de 2014, a las 14:48
Redacción. Mérida
El Sindicato Independiente de Educación ANPE y el sindicato de enfermería Satse han solicitado la inclusión en los presupuestos autonómicos para 2015 de plazas de enfermeros en centros públicos docentes.

Damián Cumbres.

Se trata de una petición dirigida al presidente del Gobierno regional y a los consejeros de Educación y de Sanidad que reclama la creación por centro público docente o distrito educativo en su defecto de plazas específicas de enfermería en los mismos.

Argumentan que se atendería así a lo establecido en la Constitución, en su artículo 43, que “reconoce el derecho a la protección de la salud y establece que compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública, a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios”.

Del mismo modo, en nota de prensa, ambos colectivos han solicitado dotar a los centros públicos de desfibriladores semiautomáticos externos, sobre todo en los institutos de la región, así como habilitar, un programa formativo para los profesionales de dichos centros en el uso de desfibrilación precoz.

En concreto, el presidente y el vicepresidente regionales de ANPE, Antonio Vera Becerra y José Francisco Venzalá González, respectivamente, entienden que “no es obligación del docente, por falta de preparación específica la actuación directa ante posibles casos de administración de medicamentos, accidentes, cuidados específicos, etcétera, y que pudieran incluso derivar en responsabilidad civil o penal, en cuanto a error y/u omisión de auxilio”.

Por su parte, el secretario regional de Satse, Damián Cumbres, matiza que han solicitado al Gobierno de Extremadura la creación de plazas de enfermería en los centros públicos docentes de la región que, además de “salvaguardar” la “correcta” administración de medicamentos y la “adecuada” atención sanitaria ante casos de accidentes o situaciones derivadas de enfermedades crónicas, puedan actuar con las “suficientes garantías”, y bajo demanda del centro como asesores sanitarios en prevención de enfermedades, formación en salud pública e incluso asesoramiento a adolescentes.