10 dic 2018 | Actualizado: 09:10
mié 18 junio 2014. 12.50H
Redacción. Zaragoza
El Sindicato de Enfermería (Satse) ha advertido de que la reestructuración de las direcciones de los sectores sanitarios va a generar un "caos" que afectará "tanto a pacientes como a trabajadores" y ha recordado que los sectores sanitarios I y II compartirán una única dirección de Enfermería en Atención Primaria.

Teodoro Aldea, secretario general autonómico de Satse.

Esta organización ha asegurado que va a ser "más difícil gestionar toda la actividad de los centros" y "se empeorará la calidad asistencial". A su entender, "si aumenta el número de centros que hay que coordinar, cada vez será más difícil organizarlos y se tomarán muchas decisiones de café para todos, sin conocer con detalle los problemas específicos".

Satse ha añadido que en el caso de los hospitales del sector I "es todavía más problemático porque los dos compartirán una única Dirección de Enfermería, que es la que se encarga de coordinar a todo el personal y gestiona el material sanitario". Esa dirección se ubicará en el Hospital Provincial de Zaragoza, "que es el más pequeño de los dos, algo que carece de lógica" y "será difícil que pueda conocer con detalle, aunque se desplace algún día por semana, lo que ocurre en el Hospital Royo Villanova".

En relación con este último, Satse ha apuntado que posee a más de 200 personas en la plantilla de enfermería, que trabaja a turnos, "lo que complica todavía más una organización a distancia", eso "sin tener en cuenta el detalle de que los trabajadores no podrán hablar directamente con su dirección cuando surja un problema". Para Satse, con esta medida "volvemos a comprobar cómo los recortes se realizan de la forma más fácil y sencilla, reduciendo la plantilla sin tener en cuenta como esa eliminación de puestos puede afectar al funcionamiento de los centros de salud y hospitales".

Han concluido que todos estos cambios "se están cargando un sistema sanitario que funcionaba bien, no se están solucionando los problemas", sino que "cada vez hay más", con "listas de espera más amplias, plantillas más pequeñas que no pueden atender todo el trabajo, y esto se nota, y mucho, en la calidad asistencial".