20 nov 2018 | Actualizado: 21:40
Viernes, 05 de diciembre de 2014, a las 18:29
Redacción. Sevilla
El Sindicato de Enfermería (Satse) de Andalucía ha exigido a la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, que “sea coherente con su propio discurso” y acabe con la aplicación “discriminatoria e irregular” de la jornada de 37,5 horas en el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Francisco Muñoz, secretario general de Satse Andalucía.

En este sentido, y a través de un comunicado, Satse se ha referido a las declaraciones de la consejera a raíz de las sentencias ganadas por el Sindicato de Enfermería respecto a la aplicación de la jornada laboral de 37,5 horas, de las que ha dicho espera “que el Gobierno de España rectifique sobre la ampliación del horario, porque menudo lío creó cuando amplió el horario de 35 a 37,5 horas”. En la misma línea, recalca el sindicato, Sánchez Rubio ha recordado que el incremento de la jornada no es resultado de “una decisión de la comunidad autónoma”, sino que es “una decisión del Gobierno de España para todos los trabajadores públicos, no solo para los de la Salud, sino también para los de la Educación y para el resto de funcionarios”.

Para el Sindicato de Enfermería, por coherencia con el discurso de la consejera andaluza y mientras se mantiene la imposición de incrementar la jornada laboral a 37,5 horas por el Gobierno Central, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía “debe garantizar la igualdad” en la aplicación de las 37,5 horas en el conjunto de los empleados públicos de los distintos sectores de la Administración, para quienes existe desde hace dos años existe una norma de jornada regulada que no tiene afectación en sus retribuciones, estableciéndose que tendrán que realizar media hora más al día para cumplir con las 37,5 horas.

Fuera de la ley

Según recuerda Satse, el SAS carece de una norma general con criterios homogéneos de aplicación de la jornada laboral, limitándose a dejar dicha aplicación al criterio de cada centro sanitario, lo que está fuera de la legalidad además de generar importantes desigualdades entre el personal y afección en sus retribuciones complementarias, tal y como han señalado ya numerosas sentencias.

Hasta la fecha, el Sindicato de Enfermería es la única organización sindical que inició en tiempo y forma, en el año 2012, las acciones legales contra la implantación irregular del incremento horario, ganando ya numerosas sentencias en centros de toda Andalucía. En las mismas, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) “deja claro que la jornada laboral forma parte sustancial de las condiciones de trabajo de los profesionales y las Direcciones Gerencias no tienen competencias legales para modificar la misma, correspondiendo esta atribución al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, dado que no hubo acuerdo en el ámbito de negociación”, resalta el sindicato en su comunicado.

Por este motivo, Satse concluye reclamando, una vez más, a la consejera de Salud que “deje de discriminar” al personal sanitario y “acabe con la discriminación” en la aplicación de la jornada laboral. Mientras, el Sindicato de Enfermería advierte que continuará con su lucha sindical y judicial para que los profesionales afectados puedan interponer sus reclamaciones individuales por las consecuencias de la implantación “torticera” del incremento de jornada.