16 nov 2018 | Actualizado: 11:10
Jueves, 17 de octubre de 2013, a las 16:50

Silvia Sáez, secretaria autonómica de Satse.

Redacción. Valladolid
El Sindicato de Enfermería, Satse, ha exigido este jueves en Valladolid a la Junta de Castilla y León que aplique la normativa de bioseguridad vigente desde mayo de 2013 para evitar riesgos de accidentes para los profesionales enfermeros por la utilización de objetos cortantes y punzantes en su actividad diaria en los centros donde se desarrolla actividad asistencial en la comunidad. Esta normativa, que traspone una Directiva europea de 2010, está vigente desde mayo de 2013 y supone una garantía de seguridad en el trabajo de los centros sanitarios para profesionales y pacientes y contribuye a reducir el coste que implican los accidentes por objetos cortantes y punzantes.

Satse ha celebrado en Valladolid su XI Asamblea Autonómica con varias ponencias entre la que se encontraba la titulada “Bioseguridad. ¿Realidad o papel mojado?”, a cargo de la secretaria de Acción Sindical de Satse Castilla y León, Patricia San Martín Vidéira, quien ha resaltado que “las empresas sanitarias y la Administración sanitaria están obligadas a proteger a los trabajadores de las lesiones ocasionadas por objetos cortopunzantes y a proporcionarles un entorno seguro en el trabajo”.

El BOE publicó el pasado 31 de julio de 2013 la Orden que traspone la Directiva europea en esta materia de bioseguridad, de obligado cumplimiento y que fue publicada en mayo de 2010, por lo que a su vez, la Administración sanitaria de Castilla y León también está obligada a cumplir dicha normativa.