18 nov 2018 | Actualizado: 17:25

Satse denuncia la “precarización” de las condiciones laborales y retributivas de los empleados públicos

Critica que estas medidas de recorte se están llevando a cabo “sin contar con los sindicatos”

Viernes, 27 de enero de 2012, a las 14:12

Redacción. Bilbao
El sindicato de enfermería Satse ha denunciado que las condiciones laborales de los profesionales del sector en el País Vasco "se han precarizado en los últimos años".

José Antonio de Léniz Aspiazu, secretario general de Satse Euskadi.

Según han informado en un comunicado, la reducción salarial efectuada en 2010, 2011 y 2012, y el paquete de medidas de ajuste aprobado por el Gobierno vasco en la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma Vasca, "se une, por ejemplo, la negativa a sustituir a los profesionales que caigan enfermos", algo que, a su juicio, repercutirá "negativamente" en la asistencia que ofrecen a los usuarios.

Asimismo, han criticado que durante los procesos de baja por enfermedad común o accidente no laboral "no se complementarán las prestaciones económicas que se reciban de la Seguridad Social", a excepción de algunos procesos "que requieran intervención quirúrgica u hospitalización".

De igual forma, han explicado que los profesionales de enfermería "se verán afectados también por el hecho de que sólo se está permitiendo la contratación en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables".

A su entender, estas medidas de recorte se están llevando a cabo "sin contar con los sindicatos", que ven "cómo se están modificando las condiciones laborales y retributivas, de forma unilateral por parte de Osakidetza". Esto, en palabras de Satse, supone "tanto un desprecio a los representantes de los trabajadores como a los propios profesionales que les eligieron para que les representasen ante las distintas administraciones".

Para Satse Euskadi, la Sanidad es un motor necesario "para mantener la salud de la población y para salir de la crisis y por ello, no puede seguir perdiendo calidad y derechos".

Finalmente, han señalado que "lo que está claro" es que los profesionales de Enfermería "no son culpables de esta crisis", sino "una víctima" de los ajustes "permanentes" del sector.