10 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Santa Cruz de Tenerife presenta los niveles más altos de artemisia de España

La época de mayor concentración es la que va de marzo a junio para la mayoría de los alérgenos y de mayo a julio en el caso de la palmera

mié 16 marzo 2011. 15.49H

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
Santa Cruz de Tenerife presenta los niveles más altos de artemisia comparado con todos los puntos aerobiológicos de España. Es una de las principales conclusiones del primer libro de aerobiología y alergias respiratorias de Tenerife, desarrollado por Air Liquide en colaboración con la Universidad Autónoma de Barcelona y el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), una publicación que forma parte del proyecto Eolo-PAT.

Artemisia.

Jordina Belmonte, investigadora responsable del Laboratorio de Análisis Palinológicos de la UAB, ha explicado que esta obra constituye "un hito para la prevención y tratamiento de las alergias por pólenes y esporas en Canarias, una herramienta de gran utilidad para los ciudadanos alérgicos, para los alergólogos, neumólogos y médicos de atención primaria".

Este proyecto ha identificado los pólenes más abundantes en el aire de Santa Cruz que se corresponden con la parietaria (23 por ciento), la artemisia (17 por ciento), la palmera (13 por ciento) y las gramíneas (6 por ciento), entre otros. Estos pólenes son responsables de gran parte de las alergias de los tinerfeños siendo la artemisia la causante del 65 por ciento, las gramíneas del 45 por ciento y parietaria del 25 por ciento.

La publicación de este libro permite mejorar la calidad de vida de los tinerfeños, ya que facilita el diagnóstico de las alergias al introducir pruebas para los casos del polen de palmera y de las esporas de alternaria, por ejemplo.

Además, otro de los datos publicados es la confirmación de la llegada de pólenes foráneos como olivo, encina o cenizos entre otros. La época de mayor concentración es la que va de marzo a junio para la mayoría de los alérgenos y de mayo a julio en el caso de la palmera.

Según Emilio Cuevas, director del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña (Aemet), "los datos ofrecidos por el proyecto Eolo- PAT tienen un gran valor desde un punto de vista científico en el programa de aerosoles atmosféricos de la Vigilancia Atmosférica Global, ya que permite conocer cuál es la composición biológica de los aerosoles".