Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Martes, 17 de diciembre de 2013, a las 15:43

Redacción. Palma de Mallorca
El consejero de Salud, Martí Sansaloni, ha asegurado  este martes en el Parlamento balear que el presupuesto destinado por el Gobierno para Salud es mayor que el último que defendió Thomàs en una situación más benevolente que la actual, motivo por el cual ha criticado el discurso "partidista" del socialista ya que "no piensa en las personas ni en la asistencia sanitaria".

Esta intervención de Sansaloni ha respondido a los distintos grupos de la oposición que han criticado a la Consejería por calificar de "insuficientes" los presupuestos y suponen, según han dicho desde MÉS, provocar un "apartheid sanitario".

Desde el PSIB, han censurado que estos presupuestos son "insuficientes e irreales" porque "sólo quieren controlar gasto y cumplir el objetivo de déficit" y, debido a esto, lo que provocarán "es más desigualdad y menos oportunidades" en este ámbito.

Así se ha expresado el portavoz adjunto del PSIB, Vicenç Thomàs, en el Pleno de debate de los presupuestos de la comunidad autónoma, relativo a las enmiendas a la totalidad de los presupuestos de Salud, que ascienden a 1.194 millones.

Las listas de espera mejorarán

En este sentido, ha dicho que a 31 de diciembre las cifras de las listas de espera, que presentarán desde su departamento, serán mejor que las presentadas en junio. Debido a la crítica de la oposición a este respecto, Sansaloni ha censurado que "o no se actualizan o no evolucionan" y ha reprochado que están realizando una "política de desgaste".

Asimismo, la portavoz adjunta de MÉS, Fina Santiago, ha criticado que los presupuestos "son insuficientes en temas estratégicos" ya que no cubren las necesidades de personal, de formación, no se abordan las listas de espera y privatizan la radioterapia de Ibiza.

Según Santiago, esto supone un "apartheid sanitario" ya que a esto se le debe añadir la retirada de 20.000 tarjetas sanitarias y que se mantenga el copago. Por eso, ha dicho, "no defendemos este modelo en el que están orgullosos de privatizar un servicio público".