15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Sansaloni reclama mejor financiación sanitaria

A pesar de ello, el sistema balear es “eficiente”

Jueves, 20 de febrero de 2014, a las 22:59

Martí Sansaloni, consejero de Salud balear.

Redacción. Madrid
El consejero de Salud, Martí Sansaloni, ha pronunciado un discurso en la sede de Previsión Sanitaria Nacional, en Madrid, que, bajo el título de ‘Reflexiones, oportunidades y avances de nuestro Sistema Nacional de Salud’, ha exigido una mejor financiación para Baleares.

La comunidad sufre “una precariedad histórica en términos de financiación”, según Sansaloni, aunque ha conseguido un sistema sanitario eficiente y “es una comunidad solidaria” a pesar de estar a la cola en gasto por habitante.

El consejero ha afirmado que se necesitan cubrir necesidades, en cuanto a infraestructuras y recursos humanos, que el sistema de financiación no cubre. Ha puesto como ejemplo la ratio de endeudamiento de la comunidad balear en 2012, que alcanzó el 54 por ciento respecto al gasto real anual, frente a la media nacional, del 25 por ciento.

A este problema se añade, según Sansaloni, el de la “deficiente transferencia de las competencias”, cuyos criterios se han quedado obsoletos. Por ejemplo, el criterio poblacional, que no tiene en cuenta que Baleares han experimentado un incremento del 21 por ciento en el número de habitantes en la última década.

Ha comparado la situación de Baleares con otras comunidades como Extremadura o Canarias. En el caso de Extremadura, similar en términos poblacionales, ha recordado que en el momento en el que se produjeron las transferencias ésta recibió el doble de inversiones en infraestructuras, lo que se tradujo en 95 centros de salud frente a los 42 que se crearon en el archipiélago. En lo que respecta a las Islas Canarias, ésta recibe el 70 por ciento del total destinado a la insularidad, 88,6 millones de euros, teniendo solo el doble de población de Baleares, que recibe 25,6 millones.

Reducción del gasto farmacéutico

Pese a esta precariedad, el consejero ha señalado que las medidas estructurales emprendidas hace tan solo dos años han conseguido la sostenibilidad del sistema. El gasto en farmacia ambulatoria y hospitalaria ha sido de 12 euros por habitante –en comparación con comunidades como Galicia, con más de 20 euros por persona–, consecuencia de la implantación casi total de la receta electrónica, entre otras cosas. “Con las pautas de prescripción farmacéutica de nuestra comunidad se estima que el conjunto ahorraría alrededor de 1.900 millones de euros anuales”. La central de compras o la implantación de un nuevo modelo sociosanitario también han sido hitos destacados por el consjero.

Sansaloni ha finalizado su discurso con una serie de propuestas dirigidas a la mejora de la eficiencia en la gestión del Sistema Nacional de Salud. En cuanto a la cartera de servicios, ha destacado la necesidad de revisar algunos criterios como el de utilidad terapéutica o los mecanismos para las buenas prácticas clínicas. Otra de las propuestas que ha lanzado ha sido la creación de un sistema retributivo único e incentivador para los profesionales.