Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Sansaloni presenta una nueva técnica para tratar las arritmias en el Hospital Son Espases

Son Espases es uno de los diez centros de España que realiza más intervenciones cardíacas

Viernes, 04 de octubre de 2013, a las 16:27

Redacción. Mallorca
La Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Son Espases aplica la crioablación, una nueva técnica muy avanzada que permite tratar, entre otras arritmias, la fibrilación auricular. El porcentaje de éxito con el tratamiento de la fibrilación paroxismal por medio de la crioablación es igual o incluso mejor que el que se obtiene con el sistema  tradicional de radiofrecuencia, aunque es notablemente más rápido y minimiza los riesgos, con lo cual puede aplicarse a más pacientes.

Sansaloni.

La fibrilación auricular es la arritmia sostenida más frecuente y se caracteriza por la descoordinación del ritmo de contracción de la aurícula, pudiendo provocar trombos y embolias y desarrollar complicaciones cardiovasculares importantes.

Esta mañana, el consejero de Salud, Martí Sansaloni, acompañado por el jefe del Servicio de Cardiología de  Son Espases, Armando Bethencourt, y el jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca, Oriol Bonnín, ha podido conocer de primera mano tratamientos innovadores, como la técnica de crioablación. Durante su visita, ha estado acompañado por el director general del Servicio de Salud, Miquel Tomàs, y el gerente del Hospital, Víctor Ribot.

Tratamiento con frío y de forma más rápida y sencilla

En el procedimiento de  crioablación, la aplicación del frío se consigue con la introducción de un balón lleno de óxido nitroso (compuesto químico utilizado como fuente de frío), a través de la vena femoral (en la ingle) y por medio de un catéter. Los electrofisiólogos consiguen hacer llegar este dispositivo hasta la desembocadura de las venas pulmonares en la aurícula izquierda. Una vez que se hincha el balón, el óxido nitroso hace que se congele a una temperatura de  entre -40ºC y -50ºC. Por medio de la oclusión del orificio de la vena, se genera una lesión en todo el perímetro interno de la vena pulmonar que aísla o impide la propagación del impulso eléctrico anómalo. Esta técnica se aplica bajo sedación, sin necesidad de anestesia general. El tiempo medio de ingreso hospitalario es de tan sólo 48 horas.

Con el tratamiento convencional, se aplica la radiofrecuencia “punto a punto” en el perímetro de las venas pulmonares. Por ello, es más fácil que queden espacios a través de los  que puedan seguir pasando los impulsos eléctricos responsables de la contracción irregular desde las venas hasta la aurícula izquierda.

La crioablación de venas pulmonares está indicada para pacientes de menos de 65 años sin cardiopatías y con múltiples episodios de fibrilación auricular, muy sintomáticos a pesar del uso de fármacos antiarrítmicos.

Son Espases es el único hospital de Baleares que utiliza esta técnica, aplicada ya con éxito a cuatro pacientes. Está previsto realizar entre  dos y tres  procedimientos mensuales con dicha técnica.

El Servicio de Cirugía Cardíaca presenta una de las listas de espera más baja de todo el Estado

El Hospital Universitario Son Espases es uno de los diez centros de España que  realiza más intervenciones cardíacas y presenta, a su vez, una de las listas de espera más bajas de todo el Estado. En 2012, el equipo de cirugía cardíaca intervino a 547 pacientes; cabe decir que ha alcanzado la cifra de 500 intervenciones anuales por quinto año consecutivo.

Además, la Sociedad Española de Cardiología Torácica y Cardiovascular sitúa  la tasa de mortalidad en España después de una operación de corazón en el 4,15 por ciento, mientras que la tasa del Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Universitario Son Espases es del 1,83 por ciento.  Estas cifras se explican, entre otros motivos, por el especial cuidado y atención que el Hospital de referencia presta en el postoperatorio y al seguimiento de todos los pacientes que han sido intervenidos por los cirujanos cardíacos.