15 nov 2018 | Actualizado: 09:45

Sanidad y Educación unen fuerzas para mejorar el abordaje del autismo

El objetivo es mejorar el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos del espectro autista

Jueves, 10 de enero de 2013, a las 13:45

Redacción. Murcia
La Consejería de Sanidad y Política Social y la de Educación, Formación y Empleo han presentado este jueves el ‘Protocolo de coordinación de las actuaciones sanitarias y educativas para la detección e intervención temprana en los niños con trastornos del espectro autista (TEA)’.

María Ángeles Palacios y Constantino Sotoca.

El objetivo de este acuerdo es avanzar en el diagnóstico precoz de estos trastornos, que se pueden manifestar de distintas maneras y en muy diversos niveles de gravedad, y no como una patología concreta y definida. La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ha explicado que los TEA “forman parte de los problemas de salud mental y su impacto es muy importante, no sólo en el desarrollo y bienestar de las personas afectadas sino también en su entorno familiar, pues requieren una elevada carga de cuidados personalizados”.

Estos trastornos precisan de un tratamiento multidisciplinar y, por ello, “lo deseable es que se diagnostiquen antes de los dos años de edad para iniciar cuanto antes las pautas terapéuticas y educativas adecuadas”, ha indicado Palacios, quien ha subrayado que “si la detección se realiza en edades posteriores, sobre todo en casos inespecíficos y en los síndromes de Asperger, lo importante es completar el diagnóstico y acometer el tratamiento oportuno”.

Por su parte, el consejero de Educación, Formación y Empleo, Constantino Sotoca, ha asegurado que “este protocolo va a garantizar, por encima de todo, una atención integral y una mejor respuesta educativa de todos los alumnos con TEA”. En la Región de Murcia se diagnostican unos 80 nuevos casos de TEA cada año, lo que supone el 2,5 por ciento de las primeras consultas que se realizan en los Centros de Salud Mental Infanto-Juvenil, derivadas desde los Centros de Atención Primaria. En total, entre diagnóstico, tratamiento y seguimiento, estos centros atienden unos 650 pacientes con TEA al año, que representan el 6 por ciento del total de las consultas.