Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Domingo, 21 de octubre de 2012, a las 16:04

Agustín Rivero


Eduardo Ortega Socorro / Imagen: Adrián Conde. Madrid
Evolución y cambios. Esas son las dos principales ideas que quiere llevar a la práctica el Ministerio de Sanidad durante los próximos años. Para empezar, Agustín Rivero, director general de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, adelanta que el Departamento está trabajando en un Real Decreto de precios de medicamentos notificados, que dispondrá criterios y metodologías de evaluación y de financiación y de notificación y revisión de precios. Y para ello, Sanidad quiere formar equipos formados por expertos, entre ellos de las comunidades autónomas, todo ello para trabajar en la ruta del “coste-eficacia”.

En este sentido, Rivero indica que la idea es “que lleguemos al punto en el que el medicamento tiene una eficacia práctica, utilizándose en el paciente adecuado, en el estadio de la enfermedad adecuado y en la situación adecuada”, indica a RM. “Es la ruta hacia la medicina personalizada”. 

De hecho, Rivero afirma que la Comisión Interministerial de Precios ya está comenzando a trabajar en la vía que propondrá este futuro Real Decreto, y que esta sería la razón del retraso de la aprobación de precios de medicamentos innovadores. “Hace unas semanas que comisiones de expertos, formadas por miembros de sociedades científicas y de agencias de evaluación de las comunidades autónomas trabajan con esta fórmula, pero para hacerlo se necesita tiempo”. Precisa que, con este fin, se ha contactado con sociedades especializadas en tratamientos antirretrovirales, biológicos y oncológicos.

Rivero explica la hoja de ruta del Ministerio de Sanidad en medicamentos innovadores.

Sin puertas cerradas

El directivo de Sanidad ha hecho estas declaraciones durante un debate que tuvo lugar durante el XIX Congreso Nacional de Derecho Sanitario, el pasado viernes. Para Rivero, diversas estructuras legales sanitarias están abiertas a ser modificadas. Indica que “los precios de referencia han de mantenerse , pero hay que cambiar su estructura” y actualizarlas. Asimismo, sobre el copago farmacéutico, indica que el Ministerio trabaja en “perfeccionar el sistema de participación”.

No se olvida el directivo del Departamento de la reglamentación sobre los precios más bajos: “Estamos trabajando en su modificación para que tengan que tener capacidad de distribución”, es decir, de capacidad de abastecimiento. De hecho, no descarta el que el paciente, en un futuro, pueda pagar la diferencia entre un precio menor y el de un medicamento que tenga uno superior en la misma indicación por su cuenta y si así lo desea. “Se hace en algunos países de nuestro entorno y es una opción que no se descarta y que se puede estudiar”.