Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Sanidad replica al ‘British Medical Journal’ que las enfermedades infecciosas disminuyen en España pese a los recortes

No entienden el análisis publicado por esta revista científica ya que, pese a que la reforma sanitaria se aprobó el pasado mes de abril, la asistencia sanitaria en España está garantizada para todos los ciudadanos

Jueves, 13 de junio de 2013, a las 18:47

Redacción. Madrid
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha salido al paso del estudio publicado este jueves por la revista científica 'British Medical Journal' que alerta del riesgo para la salud que pueden causar los recortes en sanidad en España, asegurando que en el último año han disminuido la mayoría de enfermedades infecciosas de declaración obligatoria.

Fuentes del departamento han explicado a Europa Press que no entienden el análisis publicado por esta revista científica ya que, pese a que la reforma sanitaria se aprobó el pasado mes de abril, la asistencia sanitaria en España está garantizada para todos los ciudadanos.

Además, y aunque en el análisis realizado por los científicos del London School of Hygiene & Tropical Medicine de Reino Unido para esta revista se apunta a un posible repunte de casos de VIH y tuberculosis, Sanidad asegura que los datos de que disponen muestran precisamente lo contrario.

En 2012 se redujeron los casos de tuberculosis un 29 por ciento en comparación con el año anterior. Y aunque de 2013 sólo hay datos actualizados hasta enero, en comparación con el mismo mes del año anterior se ha producido una reducción del 49 por ciento.

En cuanto al VIH, Sanidad aún no dispone de datos actualizados ya que los últimos son de 2011. No obstante, confían en que los datos de 2012 también muestren una tendencia descendente.

Esto se debe, según explican dichas fuentes, a que estos pacientes, así como cualquier afectado por una enfermedad infecciosa de declaración obligatoria, están incluidos en programas poblacionales de salud pública, que "garantizan la asistencia con independencia de que el paciente tenga tarjeta sanitaria o no".

En cuanto al incremento de trastornos mentales, el análisis lo vincula al inicio de la crisis económica por lo que, como apunta Sanidad, no puede atribuirse específicamente a su reforma sanitaria o a los ajustes puestos en marcha por las comunidades.