14 nov 2018 | Actualizado: 11:50

Sanidad reduce un 25,5% su deuda sanitaria en 2011

El departamento que dirige Rafael Bengoa destaca su apuesta por la mayor productividad en Osakidetza

Martes, 28 de febrero de 2012, a las 15:12

Redacción. Bilbao
El Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno de País Vasco cerró el ejercicio de 2011 con un 25,5 por ciento menos de deuda sanitaria (88 millones de euros), con una reducción en el gasto de conciertos del 1,68 por ciento y del 6,77 por ciento en farmacia, además de un ligero incremento del 0,21 por ciento del gasto del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) y un aumento de las inversiones cercano al 20 por ciento (19,44%), en comparación con el año 2010.

Estas cifras se traducen en una deuda media por habitante de 40 euros, frente a los 246,7 euros de la media nacional. Según la Consejería, la contención en el gasto en conciertos "se ha producido en buena manera" debido a la reducción "drástica" en la derivación de pacientes en lista de espera a clínicas privadas, ya que se hacen más intervenciones quirúrgicas, más pruebas complementarias y más consultas en Osakidetza y hay menos necesidad de derivar estos pacientes a la sanidad privada.

Rafael Bengoa.

De este modo, el departamento que dirige Rafael Bengoa, registró el año pasado una media de 70 días en el periodo medio de pago a la industria farmacéutica, 75 para los proveedores de tecnología sanitaria y 53 en los conciertos con clínicas privadas, muy por debajo de la media nacional (525 días en medicamentos, 473 en tecnología y 160 en conciertos). Además, la comunidad redujo por primera vez el gasto hospitalario en farmacia (196,5 millones), un 2,52 por ciento menos que en 2010.

Por otra parte, los resultados de la compra estratégica implantada por el Gobierno vasco ha permitido a la comunidad ahorrar un 14,2 por ciento el gasto en productos sanitarios, obras, equipamientos, informática y farmacia, entre otros, con un ahorro estimado de 34 millones de euros en el pasado ejercicio. También se redujo un 0,42 por ciento el gasto de personal, hasta los 1.757 millones de euros y se consiguieron mejores prestaciones con igual coste en conciertos como los de terapias respiratorias (reducción del 20%) o la atención médica domiciliaria (-11%).

Como resumen, desde la Consejería de Sanidad vasca afirman que en 2011 se registró una mayor productividad en Osakidetza, con atención a una demanda creciente conteniendo el gasto sanitario. Asimismo, se promocionó el mayor uso de genéricos y principios activos siguiendo un uso racional del medicamento, así como una reducción en el gasto en conciertos, especialmente en derivación de listas de espera.

Otro campo destacado es la mejora de la solvencia en pago a proveedores en periodo de crisis, la estabilidad en el empleo público y el avance en la aplicación del mapa de servicios prioritarios, como la oncología, la hemodinámica, los paliativos y la prevención.