Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00
Martes, 04 de junio de 2013, a las 15:45

Redacción. Oviedo
El consejero de Sanidad de Asturias, Faustino Blanco, ha emplazado este martes a los profesionales del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) a practicar una atención sanitaria más respetuosa con la evolución natural del embarazo, parto y nacimiento, alejada del intervencionismo y de la medicalización excesiva, que favorezca un mayor grado de participación de la mujer.

Lo ha hecho durante la inauguración de la III Jornada Estrategia de atención al embarazo, parto y nacimiento normal celebrada en la comunidad. Estas jornadas tienen su origen en el Convenio de colaboración con el Ministerio de Sanidad y Política Social por Resolución de 21 de julio de 2008, que tiene como fin implantar de manera progresiva la atención al parto normal en las maternidades de los hospitales del Principado de Asturias, así como la humanización de todo el proceso y el fomento de la lactancia materna, ofreciendo a las gestantes una asistencia al parto no medicalizado, con la menor intervención posible.

Faustino Blanco

El titular de Sanidad ha señalado que "la equidad es uno de los valores del sistema público de salud y que el paciente, en este caso la mujer gestante, debe ocupar siempre el centro de la atención".

En la sesión, celebrada en Oviedo,  participan unos 200 profesionales entre obstetras, matronas, enfermeras, coordinadores de áreas y técnicos de salud de todas las áreas sanitarias de Asturias con el propósito de proporcionar "un lugar de encuentro para actualizar, analizar y debatir la práctica clínica en relación con la atención al embarazo, el parto y los cuidados al nacimiento".

En este contexto, Blanco ha hecho un llamamiento al compromiso profesional del personal que participa en la atención al embarazo, al parto y la asistencia al neonato, para modificar determinadas prácticas clínicas, promocionar la lactancia materna, fomentar los cuidados 'canguro', reducir las cesáreas innecesarias y garantizar un manejo de la analgesia adecuado y respetuoso.

 "Hemos reducido durante los últimos años en cuatro puntos el número de partos por cesárea y somos una de las autonomías que más ha mejorado sus cifras. Hemos pasado de más de un 21,4% de cesáreas sobre el porcentaje total de partos a un 17%, pero tenemos aún algunas cosas que mejorar, porque queremos parecernos a los mejores, a países que están a la cabeza en este tipo de indicadores", ha asegurado el consejero.

El consejero ha destacado los esfuerzos llevados a cabo para mejorar la calidad de la asistencia obstétrica, entre los que ha nombrado la participación de la Consejería de Sanidad en la Estrategia de Atención al Parto Normal (EAPN) del Sistema Nacional de Salud desde el año 2007 o la puesta en práctica de las recomendaciones incluidas en la Guía Clínica Nacional sobre Parto Normal, editada en 2010.