21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Sanidad estudia cómo hacer “más restrictiva” la normativa de trasplantes

La ONT apuesta por modificarla para evitar que “ilegalidades” pongan en peligro el sistema

Miércoles, 18 de enero de 2012, a las 00:29

Redacción. Madrid
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha encargado a la Abogacía del Estado un informe jurídico en relación con el caso de la empresa alemana DKMS, que ha conseguido unas 1.200 muestras biológicas de ciudadanos españoles tras hacer un llamamiento masivo a la población, en octubre de 2011, para un paciente de Avilés (Asturias). Y todo ello, con fines comerciales, sin consentimiento de las autoridades autonómicas y estatales y sin autorización para trasladar las muestras de saliva a Alemania.

La ministra Ana Mato y Rafael Matesanz, director de la ONT.

De este informe, según ha explicado Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes, es posible que "una de las derivaciones que probablemente salgan es la elaboración de alguna normativa más restrictiva para evitar este tipo de cosas", que evite poner en "grave riesgo" el modélico sistema español de donaciones "altruista, gratuito y confidencial".

Matesanz ha apostado por esta variación de las normas, para impedir que se repitan nuevas "irregularidades" como las que, a su juicio, está llevando a cabo la empresa alemana DKMS en el trasplante de médula. Cree que precisamente ha sido una legislación "más dura y clara" la que ha impedido que DKMS se haya introducido en países como Francia y Brasil, mientras que en otros como Polonia sí lo ha logrado, y se están creando “problemas serios”, ha dicho.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad planea actuar judicialmente contra DKMS, que posee el registro de donantes de médula más grande del mundo, con 2,5 millones de personas.