Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00

Sanidad pagará 9,2 millones como canon por el centro de salud de Nueva Montaña

Modificada la encomienda de gestión a CEP Cantabria para la construcción de tres centros de salud y un consultorio médico

Viernes, 09 de agosto de 2013, a las 17:04

Redacción. Santander
El Servicio Cántabro de Salud pagará a la empresa pública CEP Cantabria un canon anual de 1,15 millones de euros durante ocho años por la construcción y equipamiento del centro de salud de Nueva Montaña, lo que suma un total de 9,2 millones de euros.

Carlos León, gerente del Servicio Cántabro de Salud.

Así consta en la modificación del convenio de encomienda de gestión aprobado por el anterior Gobierno en mayo de 2010 para la construcción y dotación de los centros de salud de Nueva Montaña, Bezana y Cabezón de la Sal, y el consultorio médico de Noja, modificación publicada este viernes en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de Cantabria (BOC) y recogida por Europa Press.

El Gobierno ha encomendado las obras los centros de salud de Bezana y Cabezón de la Sal y del consultorio de Noja a la empresa pública Gesvican (Gestión de Viviendas e Infraestructuras de Cantabria).

La modificación de este convenio se produce después de que el Gobierno haya decidido encomendar las obras los centros de salud de Bezana y Cabezón de la Sal y del consultorio de Noja a la empresa pública Gesvican (Gestión de Viviendas e Infraestructuras de Cantabria).

El convenio con la entonces Giscan (Gestión de Infraestructuras Sanitarias de Cantabria), ahora absorbida por CEP Cantabria, preveía la completa ejecución y recepción de los tres centros de salud y el consultorio médico para el 30 de agosto de 2012, pero "la crisis económica y la necesidad de contener el déficit público fueron retrasando" la ejecución de estas infraestructuras sanitarias, de tal forma que a fecha de hoy solo se han ejecutado las obras del centro de salud Nueva Montaña.

En la modificación del convenio, el Gobierno reconoce el "interés público" que reviste la ejecución de estas infraestructuras sanitarias, y señala que la obligación de contener el déficit público, exigida a todas las administraciones públicas, precisa de una serena revisión del endeudamiento actual y futuro al que puede comprometerse el SCS y la Comunidad Autónoma y obliga a reprogramar las inversiones sanitarias y a buscar las fórmulas de gestión más eficaces para llevarlas a cabo".

La modificación del convenio mantiene el compromiso de inversión de cinco millones de euros en el Centro de Salud Nueva Montaña y fija en 1,15 millones de euros el canon anual que el Servicio Cántabro de Salud (SCS) tendrá que pagar durante ocho años a la empresa pública CEP Cantabria por su construcción y equipamiento, lo que suma un total de 9,2 millones de euros.

La inversión inicial de cinco millones de euros para el centro de salud de Bezana se reduce a 127.936 euros para la liquidación del contrato de redacción del proyecto básico y de ejecución, mientras que los cinco millones de inversión inicial comprometidos para el centro de salud de Cabezón de la Sal se convierten en 6.490 euros para la liquidación del contrato del estudio geotécnico; y desaparece de la encomienda a Giscan -ahora CEP Cantabria- la inversión inicial de algo más de un millón de euros para el consultorio médico de Noja.