Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Sanidad niega que el Sermas pagara a proveedores por encima de tarifa

Todos los contratos requerirán la autorización previa de la Dirección General de Compras

Jueves, 02 de enero de 2014, a las 15:43
Redacción. Madrid
La viceconsejera de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Belén Prado, ha negado que hospitales públicos hayan pagado por encima de la tarifa permitida a sus proveedores durante 2011, como han publicado varios medios de comunicación citando un informe de la Cámara de Cuentas.

Belén Prado.

“No es cierto”, ha respondido Prado sobre las informaciones que apuntan que la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid detectó supuestas irregularidades en la contratación en ocho hospitales del Servicios Madrileño de Salud (Sermas).

Según estas publicaciones, el informe remitido a la Consejería de Sanidad el pasado 30 de diciembre apunta que los centros carecían en 2011 de los necesarios contratos con proveedores para realizar compras o estaban mal formulados, tenían tarifas por encima de lo permitido o servicios subcontratados sin permiso previo del Sermas.

Ante estas informaciones, Prado ha asegurado que “todas y cada una” de las facturas analizadas corresponden a servicios realizados “expresamente” que se derivan de contratos de la época de transferencias del Instituto Nacional de la Salud (Insalud).

Según ha informado la viceconsejera, tras conocer las recomendaciones, se ha establecido que todos los contratos de los hospitales requieran la autorización previa de la Dirección General de Compras del Sermas, “cualquiera sea su cuantía”. Además, se ha creado una dirección general específica para el control de los centros sanitarios del Sermas y de los centros externalizados.

Por otra parte, la Consejería de Sanidad ha firmado un acuerdo con la Consejería de Hacienda “para que supervisen todos los gastos”, según Prado.

“Por supuesto que se realiza un control a posteriori de la contratación realizada”, ha afirmado la viceconsejera tras visitar las instalaciones pediátricas del Hospital Ramón y Cajal, uno de los ocho centros que habrían presentado irregularidades durante 2011. En este sentido, ha agregado que, en el caso de que se detectara alguna irregularidad, “obviamente se tomarían las medidas oportunas”.