Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:05

Sanidad negociará en la sectorial los cambios de la gestión clínica

Sáez Aguado apunta que la sentencia del TSJCyL que anula las dos experiencias piloto aborda cuestiones formales, pero avala el núcleo del proyecto de gestión clínica, que será regulado por decreto

Viernes, 09 de mayo de 2014, a las 17:14
Redacción. Valladolid
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, se ha reunido este viernes con el secretario general de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras en Castilla y León, Pablo Vicente, para abordar el futuro de las unidades de gestión clínica tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que anula los proyectos piloto desarrollados en dos servicios hospitalarios. El consejero ha insistido en que la Junta de Castilla y León acata la sentencia y por ello se compromete a negociar con las organizaciones sindicales cualquier cambio que suponga modificaciones totales o parciales en las plantillas orgánicas.

El consejero Antonio María Sáez Aguado.

Sáez ha recordado además que el contenido de la sentencia supone un aval al proyecto de gestión clínica. Por una parte, porque la sala recuerda que las unidades de gestión clínica son instrumentos ya contemplados específicamente en el artículo 14 de la Ley 2/2007, de 7 de marzo, del Estatuto Jurídico del Personal Estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León. En segundo lugar porque “la potestad de auto organización ejercida en este caso por la Gerencia Regional de Salud” con el programa experimental implanta una nueva forma de gestión pero “no incide en las condiciones laborales ya existentes”. “Los cometidos asignados a los órganos de la unidad (modelo de organización funcional) son únicamente de organización pero no decisorios en torno al cambio de regulación de esas condiciones de trabajo; también que la incorporación del personal estatutario tiene carácter voluntario (dependencia, recursos e incentivos)”.

La sentencia concluye en su fundamento tercero que “este conjunto de consideraciones permiten secundar la conclusión de que no concurren las infracciones denunciadas por la federación sindical demandante, por lo que este fundamento de la pretensión no puede prosperar”.

CC.OO. consideraba en su demanda que “se está cambiando el modelo de gestión de los recursos humanos y se están modificando las condiciones de trabajo de los profesionales en cuanto a retribuciones, horarios, permisos, funciones, etc”. Estas cuestiones no son atendidas por la sala, que considera que la gestión clínica prevista en las normas autonómicas forma parte de la capacidad de autoorganización de la Gerencia y que “esas novedades no afectan, en un sentido propio, a las condiciones de trabajo ya existentes recogidas en normas dictadas por la Administración o paccionadas sobre provisión, tiempo de trabajo o permisos y licencias”.

En consecuencia, no tienen sentido las afirmaciones de CC.OO. sobre la orientación privatizadora de este proyecto. De la sentencia se deduce, por contra, que estas unidades han funcionado sobre condiciones de trabajo recogidas en normas dictadas por la Administración. Y en el documento se recuerda, incluso, que en el programa que se anula se establece que “las actuaciones tanto de la dirección del centro, como del personal participante del programa especial de gestión clínica estarán sujetas al marco normativo actual”.

Un marco y una regulación, la de la sanidad pública, que la Consejería de Sanidad se ha comprometido a mantener. De hecho, esta idea se refuerza en el proyecto de decreto que regulará estas unidades: no tendrán personalidad jurídica propia; formarán parte de los hospitales o de la Atención Primaria pública; se regirán por las normas públicas existentes; y sus profesionales mantendrán el carácter de trabajadores públicos y su vinculación actual.

Mayor autonomía

La sentencia anula la resolución que creaba este programa experimental por una cuestión formal: se considera que se crean puestos de trabajo o se modifican sus funciones y por ello tenía que haberse negociado formalmente en la mesa sectorial como modificación de las plantillas. Por ello, el consejero se ha comprometido al cumplimiento de la sentencia y a trasladar a la mesa cualquier modificación de plantillas como se hace habitualmente.

Hay que recordar que la principal finalidad del proyecto de gestión clínica es el de dar una mayor autonomía a los profesionales a la hora de tomar sus decisiones y fomentar así el trabajo multidisciplinar y la mayor coordinación de las diferentes categorías profesionales en la prestación de la asistencia sanitaria.

Asimismo, Sáez ha trasladado una vez más a los responsables de CCOO su compromiso de mantener el actual modelo de sanidad pública y de gestión pública de los centros sanitarios y ha recordado también la necesidad de mejorar su funcionamiento para hacerlo más eficiente, para lo cual ha reclamado la colaboración de este sindicato.

NOTICIAS RELACIONADAS:
CCOO demanda volver al modelo tradicional en las áreas de gestión clínica de Zamora y Valladolid (08/05/14)

Sanidad mantiene su compromiso de impulsar el decreto sobre gestión clínica (06/05/14)