Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Sanidad necesita un 44,4 % más de gasto para igualar la media de la OCDE

En él se indica asimismo que en 2012 el gasto sanitario de la Comunidad Foral debería aumentar en 437,4 millones

Martes, 17 de enero de 2012, a las 12:03

Redacción. Pamplona
La sanidad pública navarra necesitaría aumentar el gasto en un 44,4 por ciento para igualar la media de los países más industrializados (OCDE), según un estudio que sobre el Servicio Navarro de Salud ha presentado el sindicato ELA

Iñaki Zabaleta, de ELA.

En él se indica asimismo que en 2012 el gasto sanitario de la Comunidad Foral debería aumentar en 437,4 millones de euros, un 60,9 por ciento, para estar en la media de la Unión Europea de los 27, que destina a salud el 7,4 por ciento del PIB frente al 4,6 % de la Comunidad Foral.

La conclusión para ELA es que el gasto en Salud del Ejecutivo foral "es insuficiente" para responder a las necesidades después de sucesivos recortes en los últimos años, lo que ha hecho que de 1.036 millones de euros de 2010 se haya llegado a 2012 con 914,6.

Al mismo tiempo, ha afirmado Iñaki Zabaleta en conferencia de prensa, la actividad del Servicio Navarro de Salud va en aumento desde el 2000 en ingresos, consultados, urgencias y actividad quirúrgica, salvo en el último año en que ha descendido en todas las áreas salvo consultas.

Una bajada que también se ha registrado en el índice de ocupación de camas, la rotación y la estancia media, dice el estudio, que destaca asimismo que el número de camas por cada mil habitantes es en Navarra "el menor" entre los países de la OCDE.

Pero lo que ha aumentado "de forma exponencial", apunta ELA, es la derivación de pacientes a centros privados, con un crecimiento desde 2003 del 25,6 por ciento en las de la Clínica Universidad de Navarra, del 7,1 por ciento en San Juan de Dios y del 666 por ciento a la Clínica San Miguel, aunque en este caso el año de referencia es 2006.

Un aumento que el sindicato tacha "desorbitado" en lo que a derivaciones para primeras consultas se refiere, ya que desde 2003 se sitúa en un 1.979 por ciento más.

Y todo ello mientras las condiciones de trabajo del personal del Servicio Navarro de Salud empeora para ELA, ya que la temporalidad es del 43,7 por ciento, frente a una tasa del 25,1 por ciento para el conjunto de la comunidad.

El estudio refleja asimismo que entre el personal fijo, el 75 por ciento son mujeres y un 44,4 por ciento del total tiene más de 51 años mientras que sólo un 8 por ciento tiene menos de 35.

Ahora ELA augura un aumento de las listas de espera al "dejar sin efecto" el Gobierno foral la ley de garantías, así como "más paro y más precariedad" por la privatización de los servicios de cocina del Complejo Hospitalario de Navarra, la reducción de la Oferta Pública de Empleo, la unificación de los laboratorios hospitalarios, el cierre del centro de atención a la mujer de Berriozar y los recortes en limpieza.

Todo estos datos han llevado al responsable de servicios públicos de ELA, Imanol Pascual, a subrayar que el Gobierno de Navarra "está utilizando la crisis" para "desmantelar" el sector sanitario público y "engordar el privado" aunque las derivaciones "puedan conllevar un sobrecoste".

Tras acusar a la presidenta Yolanda Barcina, al vicepresidente Roberto Jiménez y a la consejera Marta Vera de seguir "la misma hoja de ruta que Esperanza Aguirre en Madrid: ahogar al sector público para ayudar al privado", Pascual ha destacado que en época de crisis es "más necesaria que nunca" una sanidad pública de calidad y a la que se acceda en condiciones de igualdad.

Una sanidad, ha añadido, "que atienda todas las necesidades básicas frente a la dejación absoluta" que ha denunciado en áreas como tercera edad, salud mental o bucodental.

Por todo ello ha pedido al Gobierno de Navarra que "deje sin efecto" las medidas aprobadas para ajustar el gasto, que además ELA sostiene que perjudicarán especialmente a las mujeres, y ha defendido la conveniencia de que la Cámara Comptos audite los conciertos con centros privados.