17 nov 2018 | Actualizado: 13:45

Sanidad modificará la ley para considerar a sus profesionales como autoridad pública

Los hechos constatados por los agredidos gozarán de la presunción de veracidad

Viernes, 20 de diciembre de 2013, a las 13:13
Redacción. Valladolid
El consejero de Sanidad ha anunciado este viernes que la Junta de Castilla y León modificará la Ley de Ordenación del Sistema de Salud de Castilla y León para incorporar la consideración de los profesionales de la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) como autoridad pública y con presunción de veracidad, con todo lo que eso conlleva desde un punto de vista legal, siempre con el objetivo de consolidar el derecho de los empleados públicos a ser respetados y valorados.

El consejero de Sanidad, Sáez Aguado.

Antonio Sáez Aguado, que ha presidido una nueva reunión del Observatorio de agresiones al personal del Sacyl, ha explicado que la modificación legislativa se tramitará a través del proyecto de Ley de Medidas Financieras de la Junta de Castilla y León para 2014. En concreto, se incluirá que los profesionales tendrán la consideración de autoridad pública y gozarán de la protección reconocida a tal condición por la legislación vigente. Además se aclara que los hechos constatados por los agredidos gozarán de la presunción de veracidad cuando se formalicen por escrito.

Las categorías profesionales que se verán amparadas por esta nueva figura jurídica serán todas las referidas a licenciados superiores, diplomados, técnicos, personal de gestión, de servicios y personal directivo, con una mención especial en la norma a los trabajadores sociales.

La Consejería de Sanidad quiere agilizar este reconocimiento porque, a pesar de que ya se han registrado un total de 128 sentencias en los tribunales, 23 de ellas condenatorias por delito, y de que hay además otras doce sanciones administrativas, el registro de agresiones señala que entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de este año se han producido 291 incidentes, un 15 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior (254).

Por niveles asistenciales, el 62,8 por ciento de los incidentes se han producido en los hospitales (183), con un aumento del 39 por ciento con respecto al año pasado (132 incidentes), mientras que 107 lo han sido en Atención Primaria (36,8 por ciento). Sólo ha habido uno en Emergencias Sanitarias. El número de trabajadores agredidos en esos incidentes ha ascendido a 355, un 18 por ciento más que el año pasado (302), en su gran mayoría (233) en los hospitales.