21 nov 2018 | Actualizado: 12:55

Sanidad mejora la seguridad en la prestación farmacéutica

Se establecerá con mayor rigor la obligatoriedad de presentar la tarjeta sanitaria individual a la hora de obtener los medicamentos

Martes, 09 de julio de 2013, a las 13:56

Redacción. Oviedo
El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, y el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias, José Villazón, han firmado el concierto que establece las condiciones de colaboración profesional de las 457 oficinas de farmacias y 30 botiquines legalmente autorizadas en el Principado durante el período 2013-2017. El acuerdo entrará en vigor el próximo 1 de agosto y tendrá una vigencia de cuatro años prorrogables por periodos anuales. 

Faustino Blanco y José Villazón.

Según ha comunicado la Consejería de Sanidad, este acuerdo pretende una gestión ágil y eficiente de la prestación farmacéutica, y mejorar la calidad, la accesibilidad y la seguridad. Además, concreta las condiciones económicas y de gestión de la prestación farmacéutica y las adapta al uso de las actuales tecnologías de la información.

El concierto introduce el desarrollo del concepto de atención farmacéutica como una filosofía de ejercicio profesional de forma que no sólo se centra en la dispensación de los medicamentos y productos sanitarios sino en el modo en que una persona debe recibirlos y usarlos. Todo ello, sin olvidar las responsabilidades sobre farmacovigilancia, el consejo al paciente y la evaluación de los resultados de la atención farmacéutica.

Entre otras cuestiones, se establecerá la necesidad de presentar la tarjeta sanitaria individual a la hora de obtener los medicamentos. El concierto recoge los cambios normativos que en los últimos años han afectado a la gestión de la prestación farmacéutica, y particularmente en los requisitos de obligado cumplimiento respecto a los datos que debe contener la receta médica. 

Además, la Consejería de Sanidad y el Colegio Oficial de Farmacéuticos se comprometen a participar activamente en la implantación y desarrollo de la receta médica y de la orden de dispensación electrónicas para lo que habilitarán los recursos necesarios en su ámbito de actuación.

Finalmente, el convenio también establecerá un marco de relación para la puesta en marcha de programas de promoción de la salud y de prevención de enfermedades, de detección de problemas vinculados con los medicamentos y los productos sanitarios y de educación sanitaria orientada al uso racional de los fármacos y de los productos sanitarios. Asimismo, se podrán establecer acuerdos específicos de colaboración entre la Consejería y el Colegio de Farmacéuticos en el desarrollo de programas de prevención y promoción de la salud, información, formación, seguridad y educación sanitaria.