11 dic 2018 | Actualizado: 19:10

La Consejería justifica en “el fraude” el veto a recetar a los crónicos desplazados

La orden de Sanidad está vigente desde el pasado 1 de julio

jue 18 julio 2013. 15.44H

Redacción. Valencia
Las personas que padecen alguna enfermedad crónica y que viajen a la Comunidad Valenciana durante menos de 90 días tendrán que traerse la medicación que vayan a necesitar o las recetas desde su comunidad de origen con el objetivo de evitar fraudes, según ha informado la Consejerìa

El consejero Manuel Llombart.

En la autonomía se ha implantado esta norma desde el 1 de julio, y este procedimiento también se está extendiendo en varias localidades. De hecho, Castilla La Mancha ya lo tiene funcionando casi un año, han señalado las mismas fuentes.  En concreto, esta orden supone que los enfermos crónicos de otras autonomías que vayan a venir a la Comunidad Valenciana a estar menos de 90 días (fundamentalmente turistas) deben traerse la medicación que vayan a necesitar o las recetas de dicha medicación desde su autonomía de origen.

Esto es porque si vienen sin la receta, el médico de la Comunidad tiene que repetirle pruebas para confirmar que verdaderamente tiene esa enfermedad crónica ("para evitar riesgos o fraudes"), y es algo "innecesario". Si no traen ni la medicación ni la receta, se les pide en la orden del 1 de julio que como mínimo viajen con un informe clínico de su médico de cabecera de la autonomía de origen que acredite que tengan esa enfermedad y que precisan ese tratamiento.