Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:15

Sanidad incorpora una clínica de salud reproductiva a la asistencia pública

Tahe Fertilidad presume de que el 70% de los clientes tratados en 2009 lograron una gestación

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Emilio Gómez, de Tahe Fertilidad.

Redacción. Murcia
El Servicio Murciano de Salud ha confiado en Tahe Fertilidad para atender a las parejas con problemas de reproducción, al incluirla en el concierto que mantiene con diversas clínicas privadas. Por tanto, los usuarios de la sanidad pública podrán ser derivados por los facultativos a la clínica ginecológica, que cuenta con profesionales de gran prestigio y experiencia, y con los medios científicos y técnicos más avanzados.

El principal reto de los profesionales de Tahe Fertilidad es ayudar a las parejas en una de las tareas más bellas del mundo: tener un hijo, superando problemas de esterilidad o infertilidad. Un ejemplo de la eficacia y del gran trabajo de todo el personal de Tahe Fertilidad, es que el 70 por ciento de las pacientes que se sometieron el pasado año a un tratamiento de reproducción asistida consiguieron una gestación.

Y es que Tahe Fertilidad dispone de la tecnología más avanzada que posibilitan todos los tratamientos como el Diagnóstico Genético Preimplantacional, por medio del cual se pueden identificar alteraciones genéticas graves en los embriones antes de ser transferidos a la paciente, con lo que se evita así su transmisión a la descendencia, cortando así su incidencia en generaciones futuras.

Emilio Gómez, prestigioso biólogo experto en Embriología y Fertilidad, y que dirige el laboratorio de Fecundación in Vitro de Tahe Fertilidad, asegura de “la clínica ofrece todos los tratamientos relacionados con la reproducción asistida como son la inseminación artificial, fecundación in vitro, inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), diagnóstico genético preimplantacional, un banco de semen y embriones, e incluso la donación de ovocitos y embriones (aunque este último caso queda fuera de las coberturas de la sanidad pública).

Otro ejemplo de los tratamientos que desarrolla la clínica es la vitrificación de óvulos en mujeres que padezcan enfermedades que conlleven tratamientos muy agresivos y que puedan producir la pérdida de función del ovario, así como en mujeres que quieran posponer la maternidad por diferentes causas.

Tahe Fertilidad está constituida por un equipo multidisciplinar de ginecólogos, urólogos, biólogos, psicólogos, anestesistas, entre otros profesionales, que consiguen el mejor tratamiento para cada pareja, individualizado y adecuado a sus necesidades. “Nuestro equipo informa al paciente de la forma más clara, veraz y comprensible, ofreciendo sobre su caso la máxima transparencia en los métodos y resultados”, ha señalado Emilio Gómez.

La clínica ha realizado una gran apuesta por la internacionalización y prueba de su éxito es que alrededor del 70 por ciento de los pacientes proceden de países de centro Europa entre los que destaca Alemania, Suiza, Italia e Inglaterra.

Investigación científica

Uno de los pilares en los que se sustenta Tahe Fertilidad es la investigación científica. Prueba de ello es que mantiene en estos momentos cuatro proyectos innovadores en colaboración con distintas universidades entre los que podemos destacar: “Vitrificación de espermatozoides humanos” (Universidad de Murcia. Proyecto INFO); “Criopreservación de tejido ovárico y autotrasplante heterotópico, un modelo animal”, (Universidad de Murcia. Proyecto CDTI); “Toma de decisiones, embriología, técnicas de reproducción asistida y almacén de datos” (Universidad de Alicante. Proyecto INFO); y “Efecto de la radiofrecuencia en gametos masculinos” (Universidad de Murcia. Proyecto CDTI).