Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Viernes, 16 de diciembre de 2011, a las 10:45

María José Sáenz de Buruaga.

Redacción. Santander
La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha destacado que los cuidados paliativos representan el paradigma de la coordinación y continuidad asistencial y ha anunciado que su departamento acometerá en 2012 una revisión y modernización de la estrategia de cuidados paliativos de la mano de los profesionales.

Durante su intervención en las primeras jornadas sobre Cuidados Paliativos de Cantabria, la consejera ha explicado que en los próximos meses se constituirán distintos grupos de trabajo de los que formarán parte los profesionales que trabajan en el campo de los cuidados paliativos que serán el soporte básico para poner en marcha el modelo que defiende su Consejería.

Según ha informado el Gobierno en un comunicado, este modelo se caracteriza por una atención sanitaria integral, englobando tanto la Atención Primaria como la Especializada, con equipos específicos en ambos niveles asistenciales que colaboren de forma continuada y coordinada en la prestación de los cuidados paliativos.

Según la consejera, las fronteras entre asistencia primaria y especializada, entre hospitales de agudos y centros sociosanitarios, entre hospitales comarcales y de referencia, deben “abrirse y ser permeables” a una gestión “consensuada, racional, eficaz, eficiente, justa y beneficente” para el enfermo y su familia que “han de ser, son considerados como una unidad”.

Sáenz de Buruaga ha subrayado que para conseguirlo, el trabajo que desarrollará la Consejería en los próximos meses debe “discurrir de la mano y el sabio consejo” de los profesionales sanitarios que trabajan en ello, que son quienes mejor lo conocen y mejor pueden decir a la administración como mejorar el modelo, “cambiando lo que haya que cambiar y mejorando lo que haya que mejorar”.