Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Sanidad extenderá modelos de I+D+i como el de la Red del Banco de Tumores

Esta red la conforman siete hospitales y la Universidad de Salamanca

Sábado, 03 de enero de 2015, a las 16:48
Redacción. Valladolid
La Consejería de Sanidad quiere dar un giro al sistema de investigación biomédica y sanitaria establecido en la comunidad autónoma para captar nuevos fondos y proyectos de las grandes convocatorias de excelencia competitiva. Consciente de la “calidad” y del volumen de producción científica, medita la fórmula para impulsar alianzas entre institutos, instituciones, universidades y administraciones que sirva para dar un nuevo auge a la investigación e innovación, “la fuerza de cambio más influyente en la evolución de la atención sanitaria”.

“Queremos integrar más el complejo y amplio entramado de investigación biosanitaria en Castilla y León para optar con mayores posibilidades a proyectos como los del Carlos III”, ha declarado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien precisa que la línea de trabajo pasa por modelos como el de la Red Regional de Banco de Tumores de Castilla y León, integrada por los bancos de tumores de la Universidad de Salamanca y de siete hospitales, que garantiza la unificación de criterios y que ya está sirviendo de referencia para la investigación clínica tanto fuera como dentro de la Comunidad. Además, en estos momentos se trabaja para vincular todo su conocimiento a la investigación clínica con los pacientes.

Antonio María Sáez Aguado.

Otro ejemplo de integración es el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (Ibsal), que se “está proyectando y buscando asociación” con otros grupos, teniendo en cuenta que ahora la política del Instituto de Salud Carlos III es financiar proyectos a través de institutos de investigación. “Estas alianzas permitirán a otros centros participar de las convocatorias y de los fondos”, insiste el Sáez Aguado.

De hecho, en el marco de esta filosofía, en su última convocatoria de ayudas para los proyectos integrados de excelencia dirigida a institutos de investigación sanitaria acreditados y centros de investigación biomédica en red, el Carlos III sólo ha seleccionado en toda España ocho proyectos con seis millones de euros, entre ellos uno del Ibsal.

Mientras, en la modalidad de proyectos de investigación en salud financiará 537 líneas en toda España, de 1.706 solicitudes, para lo que dedicará 55,4 millones. En este caso, sólo siete proyectos, el 1,3 por ciento del país, se corresponden con grupos de Castilla y León, frente a los proyectos captados por autonomías como Cataluña (37,99), Madrid (22,35 por ciento) y Andalucía (9,68 por ciento). De ahí, esta necesidad de cambiar de modelo.

“Queremos trabajar en integrar la actividad de los grupos de investigación”, ya que, además, en conjunto pueden aportar más que de forma individual, y fomentar la investigación traslacional, la medicina predictiva y personalizada, que es el último objetivo, afirma el consejero.

Primeros pasos

Los primeros pasos ya se han plasmado en los propios presupuestos de la Consejería de Sanidad para este 2015, donde el capítulo de investigación y desarrollo absorbe 7,06 millones. Entre otras prioridades, recogen consolidar con las universidades de Valladolid, Salamanca y León una línea de intensificación de investigadores, dotada con 1,1 millones de euros, junto al desarrollo de un programa operativo para la gestión de proyectos de innovación sanitaria que, adaptándose a las condiciones Feder, permita el acceso de la Comunidad a los fondos internacionales de apoyo a la I+D.

También, para promover una relación más intensa entre el sistema sanitario y los centros e institutos de investigación biosanitaria, la Consejería continuará apoyando al Centro en Red de Medicina Regenerativa y Terapia Celular, con cerca de medio millón de euros, y al Centro de Investigación del Cáncer (CIC) mediante la estabilización de investigadores, el refuerzo al Biobanco en Red de Enfermedades Oncológicas y la compra de equipamiento.

En este caso, el CIC recibirá una aportación directa de 590.000 euros, además de la financiación de proyectos derivados de carácter competitivo, con lo que, previsiblemente, superará el millón de euros. Por su parte, el Ibsal recibirá una subvención directa de 696.770 euros para la financiación del órgano de gestión del mismo, estabilización de los investigadores y desarrollo de programas.