Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

El ‘Protocolo de Atención a Pacientes con Fibromialgia’ facilitará el diagnóstico de la enfermedad

Para la consejera Palacios, “este documento es esencial para favorecer el abordaje multidisciplinar de la patología”

Miércoles, 23 de marzo de 2011, a las 18:47

Redacción. Murcia
La consejera de Sanidad y Consumo, María Ángeles Palacios, ha presentado el ‘Protocolo de Atención a Pacientes con Fibromialgia’ que se difundirá entre los profesionales del Sistema Murciano de Salud (SMS) para mejorar el diagnóstico y la atención a las personas que sufren esta patología y favorecer su abordaje multidiciplinar.

Magina Blázquez, directora general de Asistencia Sanitaria; la consejera de Sanidad, María Ángeles Palacios, y Josefina Marín, responsable del Servicio de Programas y Coordinación de Asistencia Primaria.

La finalidad de esta publicación es su distribución y presentación, a través de acciones formativas, entre los profesionales que integran los equipos de Atención Primaria de las nueve áreas de salud de la Región, así como entre aquellos que prestan sus servicios en los centros hospitalarios.

El ‘Protocolo de Atención a Pacientes con fibromialgia’ ha sido elaborado por la Dirección General de Asistencia Sanitaria con la colaboración de distintos facultativos del SMS, como médicos y enfermeros de Atención Primaria, reumatólogos, psicólogos o fisioterapeutas, entre otros. Palacios afirmó que “este documento es esencial para determinar la presencia de una enfermedad tan compleja como la fibromialgia”.

El protocolo está dividido en tres apartados: en el primero de ellos se realiza una breve introducción y descripción de la enfermedad y del diagnóstico así como del tratamiento; el segundo bloque propone una serie de ejercicios, cuestionarios y modelos de entrevista para detectar la fibromialgia, mientras que el tercer punto aporta consejos e información sobre asociaciones de enfermos con esta patología.

Las primeras consultas de un paciente con fibromialgia suelen ser, según indicó la consejera, en Atención Primaria. “Por ello, y dado la dificultad del diagnóstico, es necesario disponer de un documento como este, que sirva de guía al facultativo para el diagnóstico y el tratamiento”, puntualizó la consejera.

Palacios explicó que es necesario abordar la Fibromialgia desde una perspectiva “multidisciplinar”, implicando a todas las especialidades del sistema sanitario, porque “es una enfermedad de etiología desconocida y con una importante repercusión en la vida del enfermo”.

Un 20 por ciento de las consultas en AP

La Fibromialgia es un proceso de dolor crónico, generalizado y de localización preferentemente osteomuscular que fue reconocida como enfermedad reumatológica en 1992 por la Organización Mundial de la Salud. Esta patología suele comenzar en edades comprendidas entre los 20 y los 40 años, aunque también ha sido descrita en niños y ancianos.

En España, según datos desprendidos del estudio Episer 2000 de la Sociedad Española de Reumatología, el 2,4 por ciento de la población española mayor de 20 años sufría dolor crónico generalizado y dolor en los puntos sensibles. De ellas, el 4,2 por ciento eran mujeres frente al 0,2 por ciento, que eran hombres.

La consejera señaló que “es un problema frecuente en la práctica clínica y en nuestro país ya que estos pacientes representan entre el 10 y el 20 por ciento de las consultas de Reumatología y entre un cinco y un seis por ciento de las de Atención Primaria”.

En la Región, la prevalencia de esta patología se estima, según indicó Palacios, entre un dos y un tres por ciento para la población mayor de 20 años, lo que supone entre 25.000 y 30.000 personas. Por ello, concluyó “debemos seguir trabajando para conocer más detalles sobre esta enfermedad, para facilitar la tarea del profesional y para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen fibromialgia”.