Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00

Sanidad determina un nuevo régimen de contratación

La nueva Orden pretende mejorar la eficiencia en el aprovisamiento de los centros

Martes, 27 de noviembre de 2012, a las 22:24

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La Consejería de Sanidad ha publicado en el BOC la Orden de 20 de noviembre de 2012, por la que se determina el régimen de la contratación centralizada de bienes y servicios de naturaleza sanitaria. De esta manera queda derogada la anterior Orden que data de julio de 2001.

Los bienes regulados en la Orden vigente desde este miércoles son: gasas, compresas y productos de incontinencias; agujas y jeringas; indumentaria desechable; placas y líquidos (química seca y húmeda); gases medicinales; combustibles; lencería y vestuario; sueros; productos farmacéuticos; guantes; prótesis e implantes; catéteres; sondas; drenajes; colectores; membranas de diálisis; material de curas, suturas y apósitos; reactivos y material fungible para pruebas de laboratorio.

Brígida Mendoza, consejera de Sanidad.

En cuanto a la relación de servicios se engloba: energía eléctrica; servicios de vigilancia; servicios de limpieza; gestión de residuos sanitarios y no sanitarios; análisis clínicos sobre muestras remitidas; lavandería y logística sanitaria.

La nueva Orden establece que la Dirección General de Recursos Económicos actuará como órgano de contratación. El proceso se realizará en dos fases. La primera se refiere a una convocatoria y resolución del procedimiento de adopción de tipo para cada clase de bienes y servicios, mientras que en la segunda se procede a su contratación. En cada acuerdo marco se realizará un procedimiento abierto, restringido o negociado adecuado a cada caso.

Además, se constituye una Mesa de Contratación con carácter permanente y que actuará como órgano de asistencia en la adjudicación y en los acuerdos. Dicha adjudicación debe ser notificada a las empresas interesadas, requiriendo a la entidad adjudicataria que aporte la documentación acreditativa de haber constituido la garantía definitiva.

Asimismo, con la nueva Orden se contribuye a racionalizar y mejorar la eficiencia en los procesos de aprovisionamiento de los centros, obteniendo al propio tiempo la reducción de precios derivada de economías de escala.