17 nov 2018 | Actualizado: 17:45

Sanidad cerrará el ejercicio sin desviaciones en su presupuesto

Reconoce que en el capítulo de personal no se está cumpliendo el escenario planteado

Domingo, 14 de abril de 2013, a las 13:21

Redacción. Valladolid
La Consejería de Sanidad ha adelantado que los datos del gasto sanitario del primer trimestre están en la línea de lo previsto y permitirán cerrar el ejercicio -por segundo año consecutivo- sin desviaciones de los presupuestos del departamento, algo que, por su propia característica del departamento, no había ocurrido nunca.

Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad.

La Consejería tiene una monitorización mensual de sus partidas de gasto y el avance de cifras del trimestre permiten al consejero, Antonio Sáez Aguado, ser optimista sobre la evolución final y ello a pesar de que en el capítulo de personal no se está cumpliendo el escenario planteado, especialmente, por el retraso de tres meses en la entrada en vigor del plan de jubilaciones, previsto para principios del año, y porque la cobertura de las plazas está siendo más elevada de lo previsto.

Así lo ha asegurado el titular de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, en el transcurso de ‘Los desayunos de la Agencia Ical’ quien ha explicado también que, sin embargo, la relación con los proveedores ha mejorado “sustancialmente” en el último año, tanto como para que se hayan abierto vías de negociación con ellos sobre los periodos y garantías de pago, una iniciativa que en diciembre del año pasado permitió a la Consejería ahorrarse 5 millones en intereses de demora que debía haber pagado a las farmacéuticas por los retrasos.

Sáez Aguado ha explicado que su departamento monitoriza mes a mes las medidas del plan de ajuste aplicadas desde hace un año y medio para contener el gasto público y garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario. Ha destacado que 2012 fue el primer año en el que Sacyl cumplió el presupuesto asignado, ya que tradicionalmente los gastos excedían las partidas consignadas por la Junta de Castilla y León.

Al respecto, el consejero ha señalado que estas desviaciones del presupuesto eran hasta ahora un “clásico” de prácticamente todos los servicios de salud. El consejero ha remarcado que el pasado ejercicio se puso coto al gasto, incluso a pesar de que se arrastraban unas facturas sin pagar correspondientes a 2011. De esta forma, el cierre de 2012 facilitará la gestión este año en el que la cifras económicas “evolucionan bien”.