Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:25

Sanidad avanza en la Estrategia de Cronicidad 2015 con la participación de los profesionales hospitalarios

El gerente del SMS anuncia que el 20 de marzo se constituye el grupo coordinador regional para la elaboración e implantación de los procesos asistenciales integrados

Jueves, 14 de marzo de 2013, a las 13:06

Redacción. Murcia
Unos 200 profesionales hospitalarios del Servicio Murciano de Salud (SMS), entre jefes de servicio y unidades asistenciales, supervisores de los hospitales, así como responsables médicos y enfermeros de Continuidad Asistencial de las Áreas de Salud, participan en la II Jornada de Trabajo para la Implantación de la Estrategia de Cronicidad 2015, que se celebra en el Hospital Clínico Virgen de La Arrixaca.

José Antonio Alarcón.

Con esta reunión, la Consejería de Sanidad y Política Social "avanza en la Estrategia de Cronicidad, que constituye uno de los ejes fundamentales de la Estrategia 2015", según el gerente del Servicio Murciano de Salud, José Antonio Alarcón, quien ha subrayado que "nunca antes se había realizado una convocatoria de estas características para dar participación a los profesionales en el futuro de la Sanidad".

Una de las claves de la Estrategia de Cronicidad "es la continuidad en la atención sanitaria", por lo que la puesta en marcha de procesos asistenciales integrados "para que el paciente no se sienta perdido es fundamental", ha apostillado el gerente del SMS, José Antonio Alarcón, quien ha indicado que la continuidad asistencial "fue el origen de la unificación de las gerencias de Área".

En este sentido, ha anunciado que el próximo 20 de marzo se va a constituir el grupo coordinador regional para la elaboración e implantación de los procesos asistenciales integrados de las patologías y enfermedades más prevalentes y de mayor impacto en nuestra población, con el objetivo de resolver la excesiva fragmentación que tiene lugar actualmente en la atención sanitaria.

La finalidad es impulsar un modelo homogéneo de gestión por procesos asistenciales en todas las organizaciones sanitarias públicas, orientado a los resultados en salud, para establecer estrategias de gestión centradas en la calidad y la eficiencia.

Alarcón ha aseverado que la implantación de procesos asistenciales dota de mayores garantías al sistema, tanto a los usuarios, que exigen que los servicios se adapten a sus necesidades y que les ofrezcan una atención integral, continua y personalizada, como a los profesionales, que dispondrán de un procedimiento común de actuación, evitando la incertidumbre en la toma de decisiones y las diferentes formas de práctica clínica.