Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Jueves, 08 de diciembre de 2011, a las 16:19

Redacción. Madrid
El secretario general de Sanidad, Alfonso Jiménez, ha señalado que actualmente hay unos 40.000 parados de larga duración que no tienen derecho a una atención sanitaria pública ordinaria tras haber agotado su prestación por desempleo y, por tanto, podrían tener bloqueada su tarjeta sanitaria. Jiménez ha reconocido que, en algunas comunidades autónomas, como Baleares o Galicia, "han podido darse pequeños problemas" o "desajustes" con la atención a estas personas, tanto en los centros sanitarios como al llegar a las farmacias con sus recetas. Aunque ha matizado que "la información que tenemos es que en algunos sitios ha habido pequeños problemas, pero que se están solucionando y que estas personas van a poder ser atendidas".

Alfonso Jiménez, secretario general de Sanidad.


Esto puede haber sido fruto "del incremento de personas en paro que han perdido la prestación" y no pueden acudir a alternativas, como ser beneficiarios de otros titulares o acreditarse como persona sin recursos porque, aunque estén en paro y sin prestación por desempleo, tienen alguna renta o patrimonio que supera el doble del indicador público de renta, unos 7.000 euros. En estos casos, y según ha matizado posteriormente a Europa Press, "las comunidades pueden legalmente negarse a ofrecerles una atención sanitaria ordinaria, no así en Urgencias".

No obstante, Jiménez reconoce que esta situación cambiará a partir del 1 de enero de 2012 con la entrada en vigor de la nueva Ley General de Salud Pública, que garantiza la universalización acceso al Sistema Nacional de Salud (SNS) a unos 200.000 ciudadanos que, por diferentes motivos, permanecen fuera de la sanidad pública en España, tanto parados sin prestación como a determinados colectivos, como abogados o arquitectos.

Carmen Castro.

Baleares niega que en su territorio se dé esta circunstancia

En respuesta a las declaraciones de Jiménez, el Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ib-Salud) ha negado que en esta autonomía haya parados de larga duración que no tengan derecho a una asistencia sanitaria. La propia consejera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, ha negado también en los pasillos Parlamento el dato dado por el secretario general de Sanidad del Ministerio. “No hay noticias de que haya ningún problema, ni de falta de asistencia ni tampoco a la hora de tramitar la tarjeta sanitaria”, ha explicado la consejera balear.