Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:15

Sanidad anuncia un plan de choque para reducir las listas de espera

Las líneas estratégicas han logrado disminuir las de técnicas diagnósticas (10,57 por ciento) y consultas externas (2 por ciento) durante el primer trimestre de este año

Jueves, 16 de mayo de 2013, a las 20:49

Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales del Ejecutivo regional, José Ignacio Echániz, ha anunciado en el Pleno de las Cortes de Castilla-la Mancha que el Gobierno va a poner en marcha un Plan de Choque de Listas de Espera, dotado con 15 millones de euros. Durante su intervención en el debate general sobre listas de espera, Echániz ha indicado que, por iniciativa de la presidenta Cospedal, el ahorro logrado por la buena gestión y el uso adecuado de los recursos va a servir para la mejora de la sanidad y, en concreto, para reducir las listas de espera.

José Ignacio Echániz.

"Serán 15 millones de euros dedicados única y exclusivamente a que los castellano-manchegos sean atendidos cuanto antes”, ha precisado el consejero. Según ha detallado el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, este plan de choque va a incluir la contratación de personal de algunas especialidades para reforzar plantillas en los hospitales y sacar adelante más intervenciones quirúrgicas, más pruebas diagnósticas y más consultas. “Esta dotación permitirá financiar más actividad quirúrgica y diagnóstica en jornada ordinaria en todos los hospitales del Sescam”, ha manifestado Echániz.

El plan de choque anunciado por José Ignacio Echániz contempla incentivar a aquellos profesionales que gestionen bien los servicios y no tengan listas de espera e incluye la posibilidad de realizar conciertos con centros privados en caso de que sea necesario, siempre de forma secundaria. Echániz ha asegurado que “en Castilla-La Mancha se están dando pasos muy importantes para reducir las esperas al máximo, a pesar del contexto de limitación presupuestaria, fruto de la deuda heredada y de la actual situación económica”.

El consejero ha destacado la buena organización y la correcta planificación como las mejores armas para combatir las listas de espera. “Nosotros potenciamos la actividad durante la jornada de trabajo de los profesionales, sin necesidad de pagar horas extra ni derivar masivamente a la sanidad privada intervenciones programadas, tal y como se venía haciendo hasta ahora”, ha señalado. Frente a los 63 millones de euros que el gobierno del PSOE destinó a derivaciones a la sanidad privada en 2009, los 56 de 2010 y los 47 del año 2011, el Gobierno de Cospedal destinó menos de 2,5 millones en  2012 a derivaciones a la sanidad privada. Esta cifra supone que la Junta de Castilla-La Mancha ha pagado 20 veces menos a la sanidad privada desde que gobierna el PP.

“Además de reducir al mínimo las derivaciones a centros concertados, se han eliminado las peonadas, traduciéndose en un considerable ahorro sin merma de la calidad asistencial”, ha asegurado Echániz. De hecho, durante 2012 se ha derivado solo un 1 por ciento de pacientes, frente al 8 por ciento que se derivó en 2010 por el anterior Gobierno. El coste de la actividad en jornada extraordinaria que pagó el anterior Gobierno durante 2009 y 2010 fue de 117 millones, mientras que la derivación a la privada supuso a las arcas públicas hasta 200 millones, entre los años 2009 y 2011. “Una cifra tan elevada como las críticas que ustedes hacen a la sanidad privada; critican en la oposición lo que hacen en el Gobierno”, ha dicho José Ignacio Echániz.

El responsable de la Sanidad de Castilla-La Mancha se ha mostrado partidario de que todas las comunidades autónomas, a través del Consejo Interterritorial, pacten y aprueben los tiempos máximos de espera. Una propuesta que va en línea con la manifestada por médicos y enfermeros en el documento recientemente publicado “La alternativa de los médicos y enfermeros para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud”. Echániz ha detallado algunas medidas de la nueva estrategia sobre listas de espera ya puestas en marcha, como la priorización clínica, aplicando criterios que vienen marcados por la necesidad clínica del paciente y por el tiempo de demora. La adecuada incentivación de los profesionales sanitarios para que se recompense al que no tiene lista de espera, promover la indicación adecuada o el rendimiento correcto en jornada ordinaria, son algunas de las medidas que conforman esta nueva estrategia de listas de espera en Castilla-La Mancha.