13 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Sanidad actualiza la carta de servicios de teleasistencia

Garantizará de forma ininterrumpida este servicio, aún en casos de avería

mié 23 noviembre 2011. 12.09H

José I. Echániz.

Redacción. Toledo
La Consejería de Sanidad, que dirige José Ignacio Echániz, ha asumido unos compromisos “de calidad” en la prestación del servicio de teleasistencia, entre ellos garantizar de forma ininterrumpida el servicio, aún en caso de avería de los equipos, y hacer visitas mensuales y llamadas telefónicas semanales al usuario. El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado la actualización de la carta de servicios de teleasistencia que acordó la Consejería el pasado mes de julio sustituyendo a la anterior, de noviembre de 2009.

La nueva carta de servicios de teleasistencia, que tiene un período de dos años, establece que el objetivo de este programa es facilitar la permanencia en su domicilio habitual de personas en situación de vulnerabilidad, ya sea por su situación de dependencia, edad o aislamiento social, entre otros motivos.

A estas personas se ofrece una atención personalizada para que puedan mejorar sus condiciones de seguridad y compañía en la vida cotidiana además de potenciar su independencia y prevenir posibles situaciones de riesgo, y en su caso intervenir.

La Consejería asume con esta carta de servicios unos compromisos “de calidad”, como son instalar el terminal en un plazo máximo de 15 días desde el momento en que se reciba la resolución favorable, dar respuesta técnica gratuita ante averías detectadas en el plazo máximo de 48 horas y asegurar la prestación del servicio de forma ininterrumpida aún en caso de avería de los equipos.

Se llevarán a cabo llamadas telefónicas semanales, bien por motivos concretos o por razones de cortesía y seguimiento; se harán visitas domiciliarias mensuales, y se controlará el regreso al domicilio del usuario siempre que notifique su ausencia y sea superior a 24 horas.

Asimimo, se informará de manera inmediata a los familiares y personas de contacto ante cualquier emergencia en un tiempo no superior a diez minutos, y se comprobará el correcto funcionamiento de los equipos cada quince días.