14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Sanidad abordará la supresión sobre los traslados de pacientes a centros sanitarios de referencia estatales

El PP quiere conocer los motivos de la movilización de los niños con cardiopatías a la Península

Miércoles, 28 de noviembre de 2012, a las 17:41

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La supresión de  la financiación de los traslados de pacientes a centros sanitarios de referencia estatales y el Servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Universitario Materno Infantil de Gran Canaria serán los temas que se tratarán en la próxima sesión plenaria.

María del Mar Julios, portavoz del Partido Nacionalista Canario.

A petición de la portavoz del partido Nacionalista Canario, María del Mar Julios, la consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, comparecerá sobre la eliminación de las subvenciones concedidas a los pacientes que tienen que ser trasladados a hospitales nacionales de referencia.

Asimismo, la Consejería de Sanidad, por decisión del propio Gobierno, abordará la cuestión del Servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Materno Infantil, cuyo cierre ha sido frenado hasta el momento debido a la acogida tan negativa de la oposición y los padres de los niños afectados.

En esta línea, la portavoz del PP, Mercedes Roldós, interpelará para conocer los motivos y las circunstancias del traslado a la Península de niños canarios con cardiopatías congénitas en caso de que se deje de prestar el Servicio de Cardiología Pediátrica en el hospital.

Se pronuncian en contra del traslado de los niños afectados

Roldós ha anunciado, en varias ocasiones en contra del cierre de esta unidad, que los resultados del hospital le sitúan a la vanguardia de la especialidad en Europa. “El nivel de excelencia médica y quirúrgica ha permitido que los pacientes canarios sean tratados en su propia Comunidad, evitándose en la gran mayoría de los casos el traslado a hospitales de la Península”.

“Son pacientes que necesitan de seguimiento médico continuo y en no pocas ocasiones, de correcciones quirúrgicas derivadas de sus primeras intervenciones”, ha manifestado. El traslado a la Península de niños canarios con cardiopatías congénitas finalizó cuando la unidad abrió sus puertas en el año 2001.

En 2007 se suscribió un acuerdo entre la Unidad del Hospital Materno Infantil y la Fundación San Donato de Milán que según la portavoz popular en materia de sanidad, “ha contribuido a salvar la vida de cientos de niños de Canarias, y ha mejorado la calidad y expectativas de vida de estos niños”.

Como ha explicado Roldós, cada año nacen en España alrededor de 4.000 niños afectados de cardiopatía, de los cuales aproximadamente el 50 por ciento necesitan durante el primer año de vida una intervención quirúrgica o procedimiento de cateterismo terapéutico para su supervivencia.