14 nov 2018 | Actualizado: 10:10

Regular la asistencia farmacéutica domiciliaria, próximo objetivo del Gobierno

Rivero espera que se incluya en un futuro plan estratégico de la farmacia

Jueves, 27 de marzo de 2014, a las 13:56
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Representantes de Administración, industria, distribución y botica consideran que el futuro del modelo asistencial de la oficina de farmacia pasa por una cartera de servicios eficiente y retribuida. En este sentido, Agustín Rivero, director general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Farmacia del Ministerio de Sanidad, indica que el departamento “abordará la legislación de la asistencia farmacéutica domiciliaria y sociosanitaria”, cuestiones que espera que se incluyan en un futuro “plan estratégico de la farmacia”.

Adolfo Herrera, director general de Teva en España; Wolfgang Maehr, director regional de Alliance Boots; Agustín Rivero, director general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia del Ministerio de Sanidad; Luis Amaro, tesorero del Consejo General de Farmacéuticos, y Carlos González Bosch, presidente del Grupo Cofares.


En este sentido, indica que la labor del farmacéutico comunitario debe centrarse en los crónicos, polimedicados y en dotar de habilidades al paciente sobre su propio tratamiento. Asimismo, apunta que “es necesario mejorar los niveles de coordinación” entre farmacias y centros sanitarios, cuestión que se aborda en el Pacto por la Sanidad del departamento con los farmacéuticos.

Rivero aborda estas cuestiones como moderador de la mesa redonda ‘Red asistencial farmacéutica, ¿es un modelo económicamente sostenible?’, celebrada en el marco de Infarma, el Encuentro Europeo de Farmacia, en Madrid. Uno de los participantes, Adolfo Herrera, director general de Teva en España, considera que “hay que afianzar y avanzar en el desarrollo de la cartera de servicios” y llevar lo que hasta ahora son iniciativas profesionales en algunas autonomías “a escala nacional”.

Para ello es necesaria la “confianza y la alianza con la Administración”, al tiempo que afirma, categórico, que estos servicios “tienen que ser rentables por sí solos y una fuente de ingresos adicional. Debemos cobrar. Si no, fracasaremos”. Como ejemplo de éxito pone Inglaterra, donde un “porcentaje importante de los ingresos” procede de esta vía.

Carlos González Bosch, presidente del Grupo Cofares, está de acuerdo en que “el sector debe apoyar este proceso”, el de la conformación de una cartera de servicios, aunque reconoce: “No sé si puede ser una parte financiera tan importante como en otros países”.

¿Al límite?

Por su parte, Luis Amaro, tesorero del Consejo General de Farmacéuticos, advierte de que “el 34 por ciento de los ahorros totales de las comunidades autónomas de los últimos años se han sido soportados por la farmacia. No podemos hacer más esfuerzos”.

En cambio, González Bosch no cree que el modelo farmacéutico español “esté en una situación límite, aunque algunos de sus protagonistas sí, y de forma irreversible”. Indica que “la eficiencia del sector y la resistencia demostrada del mismo son nuestro crisol para el futuro”, pero para que esto sea posible es necesaria una estabilidad económica y legal. Asimismo, valora el consenso como característica fundamental para afrontar el futuro desde la unidad.

Por otro lado, considera que la distribución farmacéutica está sirviendo como “dique de contención” para los establecimientos y que “hay que poner el foco en decisiones más que discutibles” de la Administración, tales como el traslado “por motivos no sanitarios” de medicamentos del canal farmacia al hospitalario.

A esto también se refiere Herrera, quien destaca la situación de los biosimilares. “El 80 por ciento de estos medicamentos se dispensa en hospital”, cuestión que no comprende, dado que la dispensación en oficina de farmacia daría “valor añadido y acceso directo, en los casos en los que se pudiera”. Esto daría un respiro a los profesionales, dado que se espera que el crecimiento del mercado de biosimilares sea en los próximos años de un 92 por ciento. Por ello, Herrera considera que “hay que repensar el modelo económico que tenemos respecto a estos productos".

Demasiados establecimientos

Para Wolfgang Maehr, director regional de Alliance Boots, no hay una solución sencilla para el futuro del modelo: “El sistema español es fantástico, pero no es rentable”, y la razón de esto, argumenta, es que “hay demasiadas farmacias”.

Pero cambios en esta estructura no serían sencillos, por tanto llama a modificar “los procesos, la eficiencia de los establecimientos”, particularmente en la actividad de rebotica, “donde se va el 40 por ciento de los costes de cada farmacia”.