Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Sánchez Rubio reivindica el papel de las instituciones para reducir las desigualdades en salud

Señala que los esfuerzos deben dirigirse a “determinar prioridades en las aplicaciones de las políticas y presupuestos”

Domingo, 15 de septiembre de 2013, a las 19:49

Redacción. Granada
La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha reivindicado el papel de los gobiernos e instituciones públicas para reducir las desigualdades en salud. Así, en su opinión los esfuerzos deben dirigirse a “mejorar el entorno y determinar prioridades en las aplicaciones de las políticas y presupuestos públicos para reducir los impactos negativos que determinadas acciones pueden tener sobre la salud de la población”.

María José Sánchez Rubio.

La consejera, que ha participado en la inauguración en Granada del 20º Congreso Internacional de Nutrición, ha apuntado algunos “elementos clave” que dependen de las instituciones y que contribuyen a mejorar la calidad de vida de la población. En este sentido, ha señalado que la atención a la salud universal, pública y gratuita, accesible para toda la población en igualdad de oportunidades, “es una de las prioridades” del Gobierno de Andalucía.

Hábitos saludables entre los jóvenes

Sánchez Rubio ha resaltado también la importancia de una educación pública, así como la promoción de una alimentación equilibrada y actividad física, dirigida sobre todo a la población más joven, para que ésta adopte unos hábitos saludables desde una edad temprana y los mantenga a lo largo de su vida.

Así, la consejera ha insistido en la necesidad de una apuesta por la lactancia materna, una medida que “asegura una adecuada nutrición desde el momento del nacimiento”. Asimismo, ha recordado que la investigación aplicada a mejorar la calidad de vida también es “fundamental” para reducir la brecha de la desigualdad.

La máxima responsable de la sanidad andaluza, igualmente, ha aprovechado para destacar tanto el papel de la Unión Internacional de Ciencias Nutricionales (IUNS) como organización interlocutora ante grandes instituciones como FAO, OMS, Unicef o Unesco, como la influencia en la ciudadanía de las sociedades científicas de nutrición, alimentación y dietética y de las facultades y escuelas de nutrición. Estos entes, junto a la universidad, el sistema sanitario, las organizaciones profesionales, la industria farmacéutica y la alimentaria, juegan un papel “fundamental” en la configuración de los hábitos de vida de la ciudadanía y sobre su perfil de salud.