21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Sánchez Rubio mantendrá las subastas y los concursos públicos de medicamentos

indica que se seguirán explorando nuevas vías de gestión inteligente de los recursos

Jueves, 19 de septiembre de 2013, a las 21:34

María José Sánchez Rubio.

Redacción. Sevilla
La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Social, María José Sánchez Rubio, ha señalado este jueves en el Parlamento de Andalucía que las políticas de igualdad serán la principal línea "vertebradora" de todo el Gobierno andaluz y, en particular, del ámbito de la salud y de los servicios sociales. Asimismo, ha indicado que seguirá la línea marcada por María Jesús Montero, ahora titular de Hacienda, y seguirá profundizando en la cultura de la eficiencia y explorando “nuevas vías de gestión inteligente de los recursos”, entre las que se encuentran las subastas y concursos públicos de medicamentos y otras iniciativas de compras centralizadas.

Durante su primera intervención parlamentaria como consejera, Sánchez Rubio ha reconocido al Sistema Sanitario Público de Andalucía como un instrumento de equidad, construido sobre principios específicos de universalidad y calidad, y que están siendo amenazados por las políticas "antisociales" del Gobierno central, reguladas a través del Real Decreto Ley 16/2012, y que tendrán su contrapunto en la Ley de Garantía y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público a fin de "proteger la sanidad andaluza de cualquier tentativa de privatización y de transitar hacia un modelo dual, sin igualdad".

Por otro lado, ha destacado la "vulnerabilidad" de la dependencia "al impacto de la situación económica". No obstante, ha resaltado que Andalucía, con 237.500 prestaciones concedidas y 173.000 personas beneficiarias --datos del 31 de agosto--, continúa siendo "líder" en la aplicación de la Ley de Dependencia, y ha recordado que el 24 por ciento de beneficiarios de la ley España residen en la comunidad, que "casi duplica el porcentaje de Madrid y casi triplica el de Valencia".

Además, ha lamentado la "importante" falta de financiación a la que el Gobierno central somete a los servicios amparados en la Ley, y que, sólo en los últimos dos años, ha hecho que Andalucía reciba 214 millones de euros menos y destaca que desde la comunidad "se está haciendo un esfuerzo ímprobo" para suplir esta falta de recursos económicos. Por ello, buscará "nuevas soluciones a esta situación" y  trabajará en el establecimiento de un nuevo plan de pagos a las entidades colaboradoras y resto de administraciones.

En discapacidad, ha considerado que "hay que avanzar hacia una mayor equidad y autonomía de las personas con discapacidad" con una "actualización" de la Ley, y se seguirá trabajando en la senda abierta a través del I y II Plan Integral de Atención a las Personas con Discapacidad, con especial interés en las mujeres.