Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Jueves, 17 de octubre de 2013, a las 13:52

Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto ha asegurado en la comparecencia parlamentaria celebrada este jueves la continuidad del programa de investigación que se lleva a cabo en el Cibir. De esta forma, seguirá destinando a investigación el mismo porcentaje de estos últimos años, en torno al 1 por ciento del presupuesto total de la Consejería.

José Ignacio Nieto.

En los cinco años de andadura del centro de investigación biomédica de La Rioja se han consolidado ya siete unidades de investigación, agrupadas en cuatro áreas estratégicas (enfermedades infecciosas, oncología, enfermedades neurodegenerativas y resistencia a antibióticos). Estas áreas y líneas surgidas fueron creándose de acuerdo a las necesidades detectadas en el II Plan de Salud de La Rioja.

Además, el Cibir cuenta con tres plataformas tecnológicas (Genómica, Bioinformática e Investigación en Bioética) que ofrecen apoyo a las diferentes unidades, desarrollan sus propios proyectos de investigación y colaboran con otros laboratorios y con el sector privado y colabora con la Universidad de La Rioja, siguiendo las políticas de I+D+i impulsadas por el Instituto de Salud Carlos III.

El Cibir ha ido creciendo conforme a un diseño organizacional predefinido en la estrategia del centro, potenciando una estructura que fomenta la flexibilidad, la creatividad y la innovación.

Nieto considera que la evolución del crecimiento de personal en el CIBIR ha sido muy positiva en relación con el resto del país, a pesar de la situación adversa, y actualmente el centro de investigación cuenta con 65 profesionales dedicados a la investigación. Están previstas próximamente nuevas incorporaciones y se lanzará la convocatoria para abrir una nueva línea de investigación.

En cuanto a la calidad de los investigadores, su experiencia en otros centros tanto nacionales como su experiencia en centros de referencia en el extranjero así lo acredita. Además han editado más de un centenar de publicaciones científicas desde que se iniciara la actividad en el Cibir.

El consejero también se ha referido a la investigación aplicada (traslacional) y los logros obtenidos por los investigadores, destacando la profesionalización de los ensayos clínicos, del primer ensayo promovido por investigadores del Cibir, el desarrollo de la primera convocatoria de proyectos de investigación clínica, y de la obtención de dos patentes, entre otras cuestiones.