Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:15

Salud suscribirá un convenio con el Estado para usar la receta electrónica en otras CCAA

El Gobierno foral ha autorizado el acuerdo que persigue implantar esta medida a finales de 2015

Miércoles, 17 de diciembre de 2014, a las 16:44
Redacción. Pamplona
El Gobierno de Navarra ha autorizado la firma de un convenio con la Administración Central para facilitar que los navarros puedan usar la receta electrónica en otras comunidades autónomas a finales de 2015, así como para extender el acceso a la historia clínica electrónica.

Cristina Ibarrola, gerente.

El acuerdo de colaboración concierne al Departamento de Salud, al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y a la entidad pública Red.es. Se enmarca dentro de las actuaciones comprendidas en el plan ‘Agenda Digital para España’, aprobado por la Administración Central en 2013, y que tiene como objetivo principal extender la administración electrónica y las soluciones digitales para una prestación eficiente de los servicios públicos, en este caso del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En lo que se refiere a la receta electrónica, el acuerdo persigue facilitar su interoperabilidad en todo el territorio español. Esto es, que los médicos puedan recetar y los ciudadanos adquirir medicamentos por este sistema en cualquier comunidad autónoma diferente a la de su origen. En la actualidad, cuatro comunidades autónomas, Baleares, Canarias, Extremadura y Cantabria, están desarrollando un plan piloto en este sentido. Según los plazos fijados en el convenio, Navarra se incorporará a la interoperabilidad, en diciembre de 2015, con aquellas comunidades que también la hayan implantado.

En la actualidad, Navarra tiene desarrollado el sistema de receta electrónica en Atención Primaria y Urgencias Extrahospitalarias, que suponen el 91 por ciento de las prescripciones, y a lo largo de 2015 lo implantará en las procedentes de las consultas de atención especializada. La media de recetas expedidas al mes se sitúa en torno a 900.000.

En el caso de la historia clínica digital, se trata de ampliar la información ofrecida y extender el número de personal sanitario (profesionales de medicina y enfermería) con acceso. Así, por ejemplo, en los datos correspondientes a los usuarios navarros se incluirán los contenidos de los análisis de laboratorio y de imagen digital (ecografías, etc.) que ahora no están presentes.En lo que se refiere a la información de pacientes de otras comunidades, se ampliará el número de facultativos con acceso, que ahora se concentra en los profesionales de urgencias hospitalarias.